Samuel Parra: «Hay quien elimina los errores de su juventud pensando en los nietos»

Este socio de la firma ePrivacidad, especializada en la protección de la intimidad de los usuarios en la Red, recomienda sentido común en el uso de Internet

D. LÓPEZ
Samuel Parra, socio de ePrivacidad/
Samuel Parra, socio de ePrivacidad

Especializada en la protección de la intimidad de los usuarios de Internet, la empresa murciana ePrivacidad desarrolla desde 2002 funciones de auditoría y consultoría en materia de protección de datos de carácter personal. Aunque recomiende el sentido común como mejor baza, Samuel Parra, consejero delegado de la firma, conoce de primera mano lo traicionera que puede llegar a ser la red si nos descuidamos.

¿Cuál es el perfil de los clientes de ePrivacidad?

Nos llegan peticiones tanto de menores de edad como de personas mayores que no quieren que sus nietos encuentren determinada información de su juventud. En los últimos meses hemos recibido solicitudes desde países de América del Sur o Rusia.

¿Qué tipo de servicios se demandan habitualmente?

Por un lado, la protección de la privacidad relacionada con la publicación de datos personales en boletines oficiales. Por otro, las mentiras que se divulgan con la intención de desprestigiar. Puedes tardar 20 años en lograr una reputación excelente y un solo día en destruirla.

¿Cuál es el procedimiento?

El proceso de borrado difiere dependiendo del caso. No es automático y a veces requiere de la intervención de la Agencia Española de Protección de Datos. Nuestro objetivo es aplicar las normas jurídicas pertinentes o determinados procedimientos técnicos no invasivos.

¿Es asequible para todos los bolsillos?

Depende de la cantidad de información que debemos eliminar. Con frecuencia, se resuelve en menos de 24 horas y a un precio muy reducido. Otros proyectos son a largo plazo, en torno a seis meses o un año. Lo normal es que si el cliente acude a nosotros con una o dos únicas referencias suyas que desea borrar, el presupuesto no supere los 30 o 40 euros.

¿Las empresas rastrean información de sus empleados?

En la mayoría de procesos de selección en una empresa, uno de los criterios que influyen en la decisión de contratar es la información que puedan encontrar sobre nosotros en Internet. También empieza a ser habitual la instalación de programas o utilidades para monitorizar la actividad del equipo del trabajador.

¿Una mala reputación digital puede manchar el currículum personal?

En 2012, ePrivacidad gestionó 18 casos de ciudadanos, todos jóvenes, que se habían percatado de que les hacían preguntas muy concretas en los procesos de selección. Tras rastrear su nombre en Google, uno se daba cuenta de que aparecían ciertas fotografías incómodas en algunas redes sociales. Además, si se buscaba el mail, remitía a páginas eróticas o pornográficas.

¿Qué otras peticiones curiosas han atendido?

La de un señor que voluntariamente se había marchado de casa y no deseaba ser localizado. Pretendía eliminar su fotografía y su nombre de algunos medios de comunicación a los que su familia había solicitado ayuda para dar con su paradero.

Fotos

Vídeos