La subida del IVA se aplicará el 1 de agosto

Mariano Rajoy, en la tribuna del Congreso. / Ángel Díaz (Efe)/
Mariano Rajoy, en la tribuna del Congreso. / Ángel Díaz (Efe)

El tipo general pasará del 18 al 21%; el reducido, del 8 al 10%, y el superreducido, para productos de primera necesidad, se mantiene en el 4%

MANU ALVAREZBILBAO

La subida del IVA anunciada hoy por Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados entrará en vigor el 1 de agosto, según han asegurado fuentes ministeriales a EL CORREO. El tipo general pasará del 18 al 21%; el reducido, del 8 al 10%, y el superreducido, para productos de primera necesidad, se mantiene en el 4%."Hacemos lo que no nos queda más remedio que hacer, tanto si nos gusta como si no". Así se ha justificado Mariano Rajoy después de anunciar un duro paquete de medidas para cumplir con el déficit, que además de los cambios en el Impuesto del Valor Añadido, incluye la suspensión de la segunda paga extraordinaria de los funcionarios y la reducción de los 'moscosos' y liberados sindicales; un recorte en la cuantía de la prestación por desempleo para los nuevos perceptores; o una nueva reforma de las pensiones para abordar la jubilación anticipada.

El presidente del Gobierno ha comparecido esta mañana en el Congreso de los Diputados, en un pleno extraordinario, clave para su Gobierno y abarrotado, para presentar los últimos acuerdos europeos y los ejes de los próximos ajustes. "La situación actual lastra las perspectivas de crecimiento", ha dicho Rajoy, para después añadir que hay que "emprender acciones decididas para hacer frente a las tensiones en los mercados, restaurar la confianza y reactivar el crecimiento".

Rajoy ha iniciado su intervención pidiendo "comprensión" y agradeciendo el apoyo recibido por parte de todos los partidos, especialmente de la oposición. "Hemos abierto la puerta a un nuevo modelo de Unión Europea", ha dicho sobre las deciones adoptadas en un Consejo Europeo "celebrado en unos momentos especialmente críticos para el euro". "Las dudas que pueda generar la moneda única se traducen en presiones agobiantes sobre las economías más débiles", ha explicado el líder del PP que reconoce que "España está en una situación de extrema debilidad".

El presidente, no obstante, ha querido enfatizar que las decisiones adoptadas ha sido tomadas "por consenso", y que en ningún momento los acuerdos adoptados en Bruselas han sido una competición deportiva con ganadores y perdedores. "Hay que avanzar hacia una mayor integración de la Unión Europea", ha dicho Rajoy, quien ha regresado de Bruselas con un mandato claro: "Trabajar sobre la consolidación fiscal fiscal, económica y política, las reformas de las instituciones, la estabilidad financiera y trabajar en 'más Europa'".

Los recortes, al detalle

Aunque la cita de Bruselas queda ya lejana y los acontecimientos se han precipitado desde entonces, el jefe del Ejecutivo ha utilizado su comparecencia para trazar las líneas de la nueva oleada de recortes que prevé aprobar este viernes, obligado por Europa como contrapartida a la ayuda a la banca española: una línea de crédito de 100.000 millones de los que 30.000 millones llegarán antes de final de año.

En la Administración local, el presidente ha anunciado una reestructuración de la organización, que supone reforzar las Diputaciones para dar servicio a los pequeños municipios, con un ahorro de 3.500 millones de euros, y reducir un 30% el número de concejales por tramos de población, así como fijar las retribuciones de alcaldes y ediles en función del tamaño de la localidad.

Los funcionarios han vuelto a ser nuevamente víctimas de los nuevos recortes: No cobrarán la paga de Navidad de este año pero la recuperarán como fondo de pensiones a partir 2015. Rajoy ha avanzado que se reducirá también el número de días de libre disposición de los empelados públicos, los llamados "moscosos". Asimismo, ha adelantado que se ajustará el número de liberados sindicales a lo dispuesto estrictamente en la ley, se equipararán las condiciones en situación de incapacidad temporal a las del resto de trabajadores y se facilitará la movilidad de los empleados públicos.

Estas medidas irán acompañadas de un nuevo ajuste en las partidas de los ministerios de 600 millones de euros. Para ello, en lo que queda de 2012, se reducirán créditos presupuestarios destinados a subvenciones, a gastos corrientes y a transferencias.

El presidente del Gobierno también ha desvelado que subirá este viernes el tipo general del IVA tres puntos, hasta el 21%, el tipo reducido dos puntos (del 8% al 10%) y mantendrá el tipo superreducido en el 4%. Además, ha anunciado una remodelación en el sistema de desempleo. Uno de los puntos más importantes es que los nuevos receptores del subsidio verán reducida la prestación en el sexto mes de entre el 60 y el 50%.

"Yo soy el primero en estar haciendo lo que no me gusta. Dije que bajaría los impuestos y los estoy subiendo, no he cambiado de criterios y no renuncio a bajarlos en cuanto sea posible, pero han cambiado las circunstancias y tengo que adaptarme a ellas", ha remachado Rajoy, cosechando un gran aplauso de la bancada 'popular' y el abucheo de los partidos de la oposición.

Rajoy ha apelado al esfuerzo de todos para conseguir que la economía española vuelva a crecer y ha reconocido que los recortes anunciados este miércoles son dolorosos: "Duelen a cada persona, a cada individuo, como consumidor, como pensionista, como ama de casa. Duele que los ingresos se reduzcan y que los impuestos suban. Pero hemos de hacerlo porque, gracias a estos esfuezos individuales, podremos salir" de esta crisis.

 

Fotos

Vídeos