Finalizan las obras de ampliación del Palacio Euskalduna

El centro muestra ya su renovada imagen y suma 2.200 metros cuadrados de uso polivalente a su superficie

EUROPA PRESSBILBAO

Las obras de ampliación del Palacio Euskalduna de Bilbao, iniciadas a comienzos del verano pasado, han llegado a su final por lo que el centro muestra ya su renovada imagen y suma 2.200 metros cuadrados de uso polivalente a su superficie.

La ampliación, llevada a cabo por la UTE Euskalduna Jauregia 2011, constituida por Inbisa Construcción, Pabisa, José Antonio Olabarri y Lauki, ha consistido en la construcción de un edificio expositivo y congresual adosado a la fachada este del primer edificio, han informado desde la UTE.

La nueva edificación, de 2.200 metros cuadrados, se extiende sobre la explanada este del primer edificio, en cota de rasante, y converge directamente con el Hall de Exposiciones, sumando así una extensión expositiva de 4.200 metros.

El proyecto ha sido realizado por Federico Soriano, arquitecto igualmente encargado de la realización del proyecto del Palacio Euskaduna. Soriano ha afirmado que en su concepción del proyecto "se han tenido en cuenta las necesidades de polifuncionalidad en el uso de los espacios", por lo que se pensó en la posibilidad de compartimentar este nuevo gran espacio para crear diferentes salas.

Esto se ha conseguido mediante la instalación de paneles móviles acústicos que alcanzan alturas de hasta 6,50 metros, y que permitirán establecer salas de reuniones de diferentes formatos. Las alternativas incluyen desde una única sala, apta para acoger a un máximo de 418 personas, a dos salas menores, de 250 y 162 personas de capacidad cada una. La separación entre edificios se realiza a través del antiguo hall que se separa del nuevo hall de exposiciones a través de un portón telescópico resistente al fuego.

También se ha tenido en cuenta que la circulación de personas dentro del espacio se realizara de forma ordenada e independiente del edificio existente, lo que se ha conseguido mediante la disposición de escaleras mecánicas y aparatos elevadores que junto a los accesos envuelven la gran sala polivalente.

La cubierta

Uno de los elementos más "destacados del proyecto por su singularidad y novedad es la cubierta", a la que Federico Soriano la ha definido como la quinta fachada del edificio. La cubierta es de acero inoxidable y representa una superficie irregular, metálica, brillante, en forma de crestas y valles con cambios de dirección que, en palabras del propio arquitecto.

"Además de la cubierta destaca la fachada realizada con perfilería de acero con alturas cercanas a los 10 metros en los puntos más altos, esta perfilería se oculta al exterior de manera que sólo se observan vidrios serigrafiados con crestas y valles alusivos a la cubierta", han señalado. Para dotar al edificio de más personalidad no se han ocultado muchos elementos equipamiento del edificio como los difusores de climatización, luminarias, sprinklers.

Las obras permitirán, no solo aumentar el Hall de Exposiciones, si no que dotarán al edificio de nuevos almacenes, vestíbulos, instalaciones, salas de apoyo, cabinas de traducción y servicios higiénicos. La ampliación mejora también otros 350 m2 del área de acreditaciones del primer edificio.

Por último, la ampliación mejora los accesos peatonales al área de congresos ahora más cómodos y rápidos por su conexión directa a la Avenida de Abandoibarra a través de unas escaleras mecánicas y un ascensor. También se facilita el acceso para los vehículos de carga y dos nuevos montacargas comunican los almacenes con las cocinas y los diferentes vestíbulos.

Fotos

Vídeos