Condena de 36 años de cárcel para un etarra por el asesinato del sargento Goikoetxea

También castiga a Jesús María Martín Hernando, 'Txus', a indemnizar con 300.000 euros a la viuda del mando de la Ertzaintza asesinado por la banda en 1993 en Bilbao

VASCO PRESSBILBAO

La Audiencia Nacional ha condenado a 36 años de cárcel al etarra Jesús María Martín Hernando, 'Txus', por el asesinato del sargento mayor de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea el 22 de noviembre de 1993 en Bilbao. Asimismo, el tribunal le impone indemnizar a la viuda de Goikoetxea con 300.000 euros y con 100.000 euros a cada uno de los cuatro hijos del asesinado.

La sala considera probada la participación del acusado en este atentado, realizando vigilancias y controles a la víctima, a la que finalmente dispararon a la cabeza mientras esperaba en su vehículo a que se pusiera verde el semáforo, en compañía de uno de sus hijos menor de edad entonces. Para ello estima como pruebas de cargo las declaraciones judiciales de dos de sus compañeros en el "comando Vizcaya", ya condenados por estos hechos, Lourdes Churruca y Joseba Martín Carmona, declaraciones que "coinciden en lo esencial y resultan corroboradas por elementos externos y objetivos", según señala la sentencia.

El tribunal advierte en este sentido que, aunque en el juicio tanto Churruca como Martín Carmona trataron de exculpar a Martín Hernando, alegando no recordar sus declaraciones anteriores y disignándole como un simple colaborador, "queda destacada su participación en el comando como miembro legal del mismo, como lisa y llanamente le conceptúa Martín Carmona".

Falso testimonio

De hecho el fiscal pidió que se dedujera testimonio por delito de falso testimonio a favor del reo a Martín Carmona, pero el tribunal ha rechazado esa posibilidad por entender que tanto él como Churruca han declarado en calidad de imputados, por lo que no están obligados a decir la verdad por juramento o promesa. "Debemos no acordar la deducción de testimonio interesada por el Ministerio Fiscal y ello sin perjuicio de que pueda surtir efectos dentro de los llamados procesos de reinserción, dentro de los cuales dijo el Ministerio Fiscal que se encuentra inserto el ya condenado Martín Carmona", indica.

El tribunal también rechaza una presunta enfermedad del acusado, alegada por su defensa, al entender que aunque está en tratamiento farmacológico "ni se constata alteración de sus facultades psíquicas en la época de los hechos ni menoscabo de las mismas para ser enjuiciado -en el juicio tuvo un comportamiento normal y equilibrado- ni alteración de su conocimiento para comprender el sentido de la pena".

Por otra parte, la Audiencia Nacional rechaza por falta de pruebas condenar a Martín Hernando por falsificación de placas de matrícula de automóvil por entender que no existen pruebas suficientes. También lo absuelve de pertenencia a banda armada ya que cumplió diez años de prisión en Francia por asociación de malhechores.