PNV, PSE, PP y parte de Aralar logran un acuerdo para poner en marcha la ponencia de paz

El pacto ha tenido 70 votos a favor y 3 en contra: los ya sabidos de EA y UPyD y el del parlamentario de Aralar Dani Maeztu, quien no ha sido respaldado por Ezenarro, Erostarbe y Basabe, que han votado a favor

OLATZ BARRIUSO VITORIA
Aintzane Ezenarro, en el Parlamento vasco. / Blanca Castillo/
Aintzane Ezenarro, en el Parlamento vasco. / Blanca Castillo

El Parlamento vasco ha decidido hoy constituir una ponencia para el debate sobre la paz y la convivencia, gracias a un gran acuerdo político al que no se han sumado, por razones diferentes, EA, un parlamentario de Aralar -Dani Maeztu- y UPyD. El acuerdo -con 70 votos a favor, 3 en contra y las ausencias de Eguiguren y Mari Mar Blanco- dice textualmente que se acuerda constituir una ponencia "para la paz y la convivencia", y que para su desarrollo "eficaz, será abierta y recabará las propuestas que deseen trasladar los distintos grupos políticos, instituciones y agentes sociales".

La ponencia de paz y convivencia acordada hoy en la Cámara vasca ha dividido al grupo parlamentario de Aralar y tres de sus cuatro representantes han decidido apoyar la creación de este foro y, por tanto, romper la disciplina impuesta por la ejecutiva del partido en este asunto. Este acuerdo ha sido posible después de dos semanas de conversaciones discretas entre los partidos sobre los objetivos de esta ponencia y sobre la participación o no de la izquierda abertzale, que no tiene presencia en el actual Parlamento vasco.

Votos a favor

El lehendakari, Patxi López, se ha congratulado por la creación de una ponencia de paz y convivencia en el Parlamento vasco, al considerar que este foro puede contribuir a la desaparición "definitiva" de ETA y a la consolidación de la convivencia "entre diferentes". López, en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento vasco, ha "felicitado" a los partidos que han acordado la constitución de este foro, cuya puesta en marcha había defendido el propio lehendakari como instrumento para contribuir a la paz en Euskadi.

El lehendakari ha hecho una mención especial a la labor de la portavoz parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, impulsora de la propuesta sobre este foro y que junto a otros tres representantes de este partido se ha desmarcado de la línea oficial de la formación, que rechazaba crear la ponencia por considerar que "excluye" a Batasuna.

Tres representantes de Aralar. Los parlamentarios Aintzane Ezenarro, Oxel Erostarbe y Mikel Basabe han respaldado la ponencia, mientras que Dani Maeztu, vicecoordinador de la formación, ha votado en contra, en la línea expresada por la dirección de Aralar, que exigía la participación en este foro de todas las sensibilidades políticas, incluida la izquierda abertzale, en igualdad de condiciones. Finalmente, el acuerdo que ha salido hoy adelante no recoge este requisito de la Ejecutiva de Aralar ya que en dicho foro no estará de forma permanente la izquierda abertzale, que no tiene representación en la Cámara.

La parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenerro, que ha contado con el apoyo en la tribuna de invitados de sus padres y Jon Abril, ha resaltado que este acuerdo se ha alcanzado entre "quienes estamos de acuerdo con el diálogo y hoy apostamos por el diálogo, no sólo de palabras sino en la práctica" aunque ha reconocido que es consciente de que el diálogo "no elimina las diferencias pero sí las desconfianzas, malos entendidos y miedos, consiguiendo una empatía y acercamiento". Asimismo, ha defendido que la Cámara tiene en la ponencia un instrumento "idóneo" para practicar un diálogo "sin exclusiones y entre todas las sensibilidades políticas del país", ya que "permite un diálogo discreto y continuado, sin focos de los medios de comunicación y sin exclusiones"

La parlamentaria de Aralar ha planteado la ponencia como un órgano en el que se aborden "las situaciones que han derivando de tantos años de violencia y que cierre, de forma ordenada, el ciclo de la violencia". Ezenarro ha defendido que esta ponencia tratará de "buscar lo que nos une y los principios éticos que se comparten para compartir un futuro entre todos "¿Qué hay de malo en hablar de esto?", se ha preguntado.

El parlamentario del PP, Antón Damborenea ha confirmado que su partido apoyará la creación de una ponencia de paz y convivencia en la Cámara vasca porque tiene "garantías" y el "compromiso" del lehendakari, Patxi López, de que este foro no servirá como "altavoz de ETA", sino que contribuirá a "deslegitimar" a la banda y a "paliar" los daños que ha causado.

En su intervención, ha asegurado que el PP "no ha cambiado" su postura en relación a este grupo de trabajo. Desde un principio, los 'populares' habían expresado su temor a que la creación de este foro pudiera servir como "altavoz" de las posiciones de Batasuna, por lo que había reclamado "garantías" de que las personas que participen en el mismo condenaran previamente el terrorismo. Por ese motivo, ha calificado de "fundamental" el "compromiso" adoptado este pasado jueves por el lehendakari, quien advirtió de que cualquier persona que sea invitada a dicho foro "debiera rechazar la violencia y condenar los asesinatos y atentados que han existido en este país".

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, ha defendido la creación de la ponencia sobre paz y convivencia en la Cámara porque abre "una ventana al diálogo" y, sin él, "difícilmente vamos a poder compartir nada". Tras insistir en que "todos los resquicios deben utilizarse para poder materializar el diálogo", que "no excluye a nadie", ha asegurado que "la paz será paz si es nuestra", no si "es individual". En su intervención en el pleno de la Cámara, ha anunciado el apoyo de su grupo a la ponencia, insistiendo en que "la paz no es paz si es individual, cada uno la suya, sino que la paz será paz si es nuestra".

En este sentido, ha subrayado que hay "un camino que recorrer" y ha destacado que, "desde que se suscitaron los debates en torno a la pacificación y la normalización en este país, cada vez que hemos hablado en torno al diálogo, siempre ha habido una necesidad imperiosa de condicionar ese diálogo, para qué, entre quiénes". "Sí que hay límites, pero no son insalvables. El diálogo no arrincona a nadie, sino que abre la posición de las partes para dar oportunidad de conocer la posición del otro, la forma de entenderse y tal vez la forma de compartir. Esa es la esencia de esta ponencia, no hay otro secreto, la sociedad vasca tampoco puede pensar que se crea esta ponencia y se ha resuelto, aquí se va a crear una ponencia para trabajar y a ver si ese trabajo da los máximos beneficios posibles", ha agregado.

Votos en contra

El vicecoordinador de Aralar, Dani Maeztu, ha votado en contra (los otros tres paralamentarios de su formación lo han hecho a favor), en la línea expresada por la dirección de Aralar, que exigía la participación en este foro de todas las sensibilidades políticas, incluida la izquierda abertzale, en igualdad de condiciones. Finalmente, el acuerdo que ha salido hoy adelante no recoge este requisito de la Ejecutiva de Aralar ya que en dicho foro no estará de forma permanente la izquierda abertzale, que no tiene representación en la Cámara.

Maeztu dijo la pasada semana que no esperaba que se diera esta división en el grupo parlamentario a la hora de votar la constitución de la ponencia pero advirtió a sus compañeros de grupo de que salirse de la disciplina del partido, tal y como ha ocurrido esta mañana, tendría sus "consecuencias". Reconoció que en su propio grupo había diferentes opiniones en torno al nivel de exigencia sobre la participación de la izquierda abertzale en el foro pero recalcó que los criterios del partido sobre este asunto estaban "muy claros" y eran los que había que cumplir.

En el caso de que algún parlamentario incumpliera el mandato del partido, como ha ocurrido esta mañana con tres de sus cuatro representantes, esta posición tendrá para ellos "consecuencias en el reglamento interno de Aralar", aseguró.

El parlamentario de EA, Juanjo Agirrezabala, ha votado contra del texto porque "excluye" a la izquierda abertzale al no garantizar su "presencia permanente" y "no tiene en cuenta todas las raíces y consecuencias del conflicto". Agirrezabala ha denunciado las "carencias fundamentales" que presenta el texto acordado y ha censurado que la propuesta asegure que está "abierta a todos los partidos y agentes sociales" cuando, sin embargo "no estamos todos" y se ha eliminado del texto original "sin ningún tipo de exclusión". "Esa ponencia en el Parlamento vasco tendría un déficit, porque sólo sus integrantes seríamos miembros de ella", ha precisado.

A su juicio, "la única lectura que se puede hacer" es que quienes apoyarán la iniciativa "no tienen voluntad de hacer que todos los agentes participen de forma permanente y normalizada en esa ponencia", por lo que se repetirá "la parcialidad" que existe en la Cámara. A su juicio, se debería acometer un "diálogo incluyente y sin límites" y esta ponencia "no lo garantiza". "Excluye a un espacio político y social, y no toma en consideración la representación política real de la sociedad vasca. Todos somos parte del problema y todos y todas tenemos que ser parte de la solución", ha criticado.

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha expresado su rechazo al considerar que sólo servirá para "hablar de lo que interesa a Batasuna".

Maneiro, durante su intervención en el pleno del Parlamento autonómico que debate este viernes sobre este tema, ha considerado que es "obvio" que este grupo de trabajo "no va a tener como objetivo fundamental deslegitimar el terrorismo de ETA". A su juicio, éste es un foro que se dedicará a debatir sobre cuestiones como el acercamiento de presos de ETA a Euskadi, la excarcelación de los reclusos enfermos y, en general, sobre la "flexibilización" de la política penitenciaria aplicada a este colectivo.

En la misma línea, ha apostado por trabajar para la consecución de "un final de ETA sin medidas de gracia, sin impunidad, sin enjuagues antidemocráticos, sin mentiras ni chantajes", pero "con memoria y con verdad; con vencedores y vencidos". Además, ha recordado que en Euskadi no ha existido una "guerra", sino una organización terrorista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos