Basagoiti busca las cosquillas a López en el fin de ETA

El lehendakari insiste en defender "una política penitenciaria inteligente" para que la izquierda abertzale "no se presente como víctima"

JOSÉ MARI REVIRIEGO
Patxi López, Rodolfo Ares e Isabel Celaá, en el pleno de hoy. / I. Onandia/
Patxi López, Rodolfo Ares e Isabel Celaá, en el pleno de hoy. / I. Onandia

El presidente del PP vasco ha aprovechado el pleno de control para buscar las cosquillas al lehendakari en un tema recurrente: la gestión del final de ETA y las estrategias del PSE que, a juicio de Basagoiti, "dan bola" a la izquierda abertzale. Casi en el arranque de la sesión, que ha comenzado a las 9.30 horas, el líder de los populares de Euskadi ha emplazado en euskera a Patxi López a ofrecer una valoración sobre las políticas de deslegitimación del terrorismo impulsadas durante la presente legislatura.

En realidad, la cuestión tenía ya respuesta, puesto que el PP presta apoyo al Gobierno de López en éste y otros asuntos centrales del mandato. Pero aún así, Basagoiti hizo la pregunta para tratar de subrayar la necesidad de no legitimar al mundo de Batasuna y sacar del debate público cuestiones como la política penitenciaria. La semana anterior, Basagoiti interrogó al lehendakari sobre su forma de concebir la identidad en Euskadi y la articulación del Estado frente a las políticas de ruptura.

El jefe del Gobierno vasco ha reconocido, como no podía ser de otra manera, que la deslegitimación de la violencia ha sido un valor fundamental para acabar con el terrorismo y empujar a la izquierda abertzale a la democracia.

Basagoiti, como socio, ha admitido que el llamado Gobierno del cambio ha hecho muchas cosas para quitar excusas a quienes justificaban la violencia. Sin embargo, ha utilizado un perfil más de oposición para reclamar al lehendakari y al resto de fuerzas políticas que no se dejen enredar por los debates que Batasuna, Amaiur o Bildu ponen encima de la mesa para intentar llevar la iniciativa. Es esencial evitar cualquier argumento que les permita reforzarse y legitimarse, ha señalado el líder del PP, que ha aprovechado el pleno para condenar el hostigamiento al que se vio ayer sometido por el submundo de ETA el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

En su réplica, López ha colocado la cuña que precisamente denunciaba Basagoiti. El lehendakari ha resaltado la necesidad de poner en práctica una política penitenciaria más inteligente, dentro de la fortaleza del Estado de Derecho, con el fin de que la izquierda abertzale no se presente como una víctima de una política de venganza y lo rentabilice políticamente en las urnas. De todos modos, ha emplazado a su socio de Gobierno a que no use esta tribuna para hablar de los mismos temas porque al final el debate acaba dando publicidad a los argumentos de aquellos a los que PP y PSE pretenden solapar para que no marquen la agenda. Y yo no estoy dispuesto a hacerlo permanentemente, dijo el lehendakari.