El déficit de Euskadi se ajusta a lo anticipado por Urkullu

El informe del Gobierno central adjudica un desfase del 2,56% a las cuentas vascas

M. A.BILBAO

El presidente del Partido Nacionalista Vasco, Iñigo Urkullu, acertó al asegurar a principios de este mismo mes que el déficit del Gobierno vasco se situaría «entre el 2,5% y el 2,6%». Según los datos aportados ayer por el Ministerio de Hacienda, el desfase entre ingresos y gastos del presupuesto de la comunidad autónoma alcanzó el pasado año el 2,56% del Producto Interior Bruto. El líder nacionalista no dudó en calificar como «de emergencia» la situación que se había generado en el Ejecutivo socialista, al tiempo que admitió la posibilidad de una «quiebra inminente». Según las estimaciones del PNV, con este déficit la tesorería del Gobierno vasco atravesará graves problemas a finales del próximo mes de marzo.

Así las cosas, la desviación presupuestaria de 2011 que debe asumir el gabinete de Patxi López se sitúa en 1,26 puntos del PIB, ya que el compromiso adquirido con la Administración central era el de no superar el 1,3%. Trasladado a valores monetarios, el déficit extraordinario y no previsto por el Gobierno vasco alcanza una cifra en el entorno de los 830 millones de euros