Kutxabank afirma que "parece razonable" revisar su participación en Euskaltel

La entidad financiera tiene el 69% del accionariado y su presidente, Mario Fernández, cree que las nuevas condiciones del sector obligan a readaptar la estrategia

El presidente de Kutxabank, Mario Fernádez, ha afirmado que "parece razonable revisar" la participación de la entidad financiera en Euskaltel, que asciende a un 69%. "En ellos estamos", ha precisado.

Fernández ha comparecido en rueda de prensa en Bilbao junto al rector de la Universidad de Deusto, Jaime Oraá, para proceder a la firma un convenio de colaboración entre BBK y el centro docente con el objetivo de poner en marcha un programa de becas y ayudas. El presidente del nuevo banco vasco ha precisado que, en estos momentos, están realizando una revisión de la cartera de participaciones industriales que es "muy importante, la más importante, en términos relativos, del sector financiero".

Según ha señalado, este proceso se está llevando a cabo por dos razones, en primer lugar, por la nueva regulación internacional (Basilea III), que, en opinión de Fernández, "penaliza, de manera muy importante", la cartera de participaciones. Esta situación también se da, según ha apuntado, a la hora de las calificaciones por parte de las agencias de rating que "entienden que este tipo de cartera de participaciones dota de demasiada versatilidad a la cuenta de resultados como consecuencia de la evolución de mercado".

"Por lo tanto, hay una primera razón, y es que la nueva regulación que, a partir de 2013, se pone de manifiesto a lo largo de un proceso de cuatro años exige que revisemos ese tema", ha señalado Fernández, quien ha recordado que cuentan con 266 participadas en la actualidad.

Asimismo, ha precisado que existen otras razones de "carácter estratégico" y ha explicado que la función de Kutxabank como "acompañante" en el capital de empresas vascas es de promover y consolidar iniciativas, "pero no es una vocación de permanencia".

"En la cartera de participaciones, un principio elemental es un principio de rotación, entre otras cosas, para que lo mismo que hicimos en su día con una empresa a la que ayudamos a nacer, la consolidamos y le dimos, en cierto modo, la solvencia que se derivaba de nuestra presencia, lo podamos hacer con otras, una vez de que aquella es capaz de andar por si sola y muy bien por todo el mundo", ha añadido.

Fernández ha manifestado que dentro de ese "paquete" aparece la participación en Euskaltel que, tras la fusión de las tres cajas vascas se eleva al 69 por ciento. En este sentido, ha señalado que esta participación, "tanto desde el punto de vista técnico-regulatorio como desde el otro punto de vista que hemos mencionado, parece razonable revisar y en ello estamos".

Reordenación del sector

Por otra parte, ante el proceso de reordenación del sector financiero y la posibilibad de que Kutxabank pueda protagonizar algunas de las operaciones previstas, Fernández ha reiterado que, en estos momentos, se está procediendo a consolidar el proyecto del nuevo banco.

"Es muy fácil decir que, a partir del 1 de enero de 2012, tres somos uno, pero en la realidad eso no es tan sencillo", ha dicho. Tras indicar que la "recepción" de la integración por parte de la plantilla de las tres cajas ha sido "excelente", ha manifestado que el proyecto se tiene que consolidar y, por ejemplo, ha destacado que, probablemente, hasta diciembre no concluya la unificación de los sistemas informáticos.

Por lo tanto, ha indicado que este año "bastante tenemos con llevar a la realidad hasta el último empleado la integración" de las tres cajas y ha añadido también que es el segundo año de gestión en CajaSur, entidad adquirida por BBK. Al respecto, ha apuntado que el pasado ejercicio ya dio beneficios la entidad cordobesa, donde se han hecho unas provisiones "muy importantes", este ejercicio debería ser el de "su consolidación para empezar a crecer, de manera muy importante en resultados".

Fernández ha manifestado que, en todo caso, estarán "atentos" porque es su "obligación estudiar cosas". Sin embargo, cree que no debería ser "la prioridad", buscar adquisiones para "crecer". "Dicho lo cual, la vida es muy complicada y, si se abre el juego, nosotros consideraremos la posibilidad de participar, como siempre, sin arriesgar la solvencia", ha añadido.

El presidente de Kutxabank ha indicado que, en la medida que no se compromete la solvencia, teniendo en cuenta los principios de capital, liquidez y contención de gastos, "tendremos, me temo, que estar dispuesto a analizar algo". En todo caso, ha señalado que, en la actualidad, no están "en contacto con nadie".

Fotos

Vídeos