Interior impulsará la "reinserción individualizada" de los presos de ETA

El ministro Jorge Fernández Díaz advierte de un final "meramente táctico" y recuerda que "los violentos han engañado muchas veces"

EFEBILBAO

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado hoy en el Congreso que su departamento impulsará "una política de reinserción de forma individualizada" para los presos de ETA que quieran abandonar la violencia, en los términos establecidos por la ley.

"Será una política inteligente que aproveche las oportunidades que la nueva situación ofrece y que acabe con la manipulación que sufren los presos y sus familias", ha añadido Fernández Díaz, que ha señalado que todavía el 95% de los reclusos etarras siguen las directrices de la banda terrorista.

El ministro ha animado a los presos a dar "los pasos que otros han dado" -en referencia a la treintena de etarras que se han acogido a la llamada 'vía Nanclares'- para beneficiarse de "la generosidad que la ley contempla", ya que, ha insistido, "la única hoja de ruta del Gobierno es la aplicación de la ley".

Las víctimas dictarán la "verdad histórica"

El ministro ha comparecido ante la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados para explicar los planes de su Departamento y en su intervención se ha referido a la lucha antiterrorista advirtiendo contra "un final meramente táctico" en relación al cese definitivo anunciado por la banda el pasado 20 de octubre. "Son muchas las veces que los violentos han engañado a la sociedad", ha dicho.

Fernández Díaz ha insistido en su tesis de que ha sido la fortaleza del Estado de Derecho, la unidad de los demócratas, la actuación de las fuerzas de seguridad y la cooperación internacional lo que "ha obligado a ETA a decretar el final de sus actividades". En ese sentido, ha admitido que eso "permite vislumbrar con esperanza, pero con precaución, un final definitivo del terrorismo".

En su discurso ha hecho especial hincapié al papel de las víctimas, "su dignidad" y el hecho de que "nunca se hayan tomado la Justicia por su mano". A su juicio eso es "lo que ha permitido estar cerca del final del terrorismo". "Serán ellos los que nos dicten el relato de la memoria, no de la memoria histórica, sino de la verdad histórica", ha añadido.

"Que se disuelvan y desmantelen sus estructuras aquellos que han usado la violencia y que se responsabilicen de sus actos, eso será el final definitivo del terrorismo, no un final meramente táctico", ha enfatizado el ministro, quien ha advertido a la banda de que deberán "reconocer el daño que han causado a las víctimas" y deberán "pedir perdón quienes durante años han estado jaleando a los asesinos". "No se puede pasar a demócratas con unas cuantas declaraciones de buenas intenciones", ha zanjado ante la mirada de los representantes de Amaiur presentes en la sala.

Programas de reinserción individualizados

Fernández Díaz ha apelado en varias ocasiones a la unidad de los demócratas y a actuar "con inteligencia, prudencia y discreción". "Son muchas veces las que los violentos han engañado a la sociedad y han frustrado las esperanzas. Tenemos que mantener la guardia alta, no la vamos a bajar", ha concluido.

En materia penitenciaria ha recordado que es ETA la que no permite que sus presos se acojan a beneficios penitenciarios y la que ejerce la presión sobre sus internos y sus familias. En consecuencia, ha insistido en que la única hoja de ruta del Gobierno es la aplicación de la Ley y ha reiterado la apuesta por trabajar en los etarras llevan a cabo programas de reinserción individualizados para que "los que hoy siguen sometidos a la banda, den los pasos que otros ya han dado".