Dos detenidos en Vitoria y San Sebastián por violencia de género

En el caso donostiarra, el arrestado ha azuzado a su perro contra los ertzainas que acudieron al lugar

EUROPA PRESSBILBAO

Agentes de la Ertzaintza han detenido en la madrugada de este sábado a dos varones por presuntos delitos de violencia de género. En Vitoria, el arrestado ha golpeado a su pareja en un domicilio y la víctima ha sido trasladada al hospital. En San Sebastián, un varón ha agredido supuestamente a su excompañera sentimental y al ser identificado ha insultado a los agentes y ha azuzado a su perro para que les mordiera.

Según ha informado el Departamento vasco de Interior, el primero de los sucesos ha ocurrido en una vivienda de Vitoria a primera hora de la madrugada. Un particular ha avisado a la Ertzaintza porque oía ruidos, golpes y gritos provenientes del citado domicilio.

Los agentes han llamado a la puerta y les ha abierto la propia víctima, muy nerviosa y asustada. Vestía un pijama cuya parte superior estaba desgarrada y presentaba un fuerte golpe en el ojo izquierdo y enrojecimiento en la zona pectoral. Ha manifestado que su pareja le ha golpeado tras haber tenido una discusión. Los ertzainas han observado que la sala de la vivienda estaba revuelta, con una mesa de centro rota y dada la vuelta, así como un ordenador y ropa en el suelo. Los policías han detenido al varón, de 37 años de edad, por un presunto delito de violencia de género.

El caso de San Sebastián

Por otra parte, el segundo caso ha sucedido en San Sebastián. Una mujer ha informado a la Ertzaintza que ha sido agredida por su expareja en las inmediaciones de la Plaza de Cataluña en el barrio de Gros.

Los agentes han contactado con la víctima en la vía pública y ésta les ha manifestado que su expareja le ha golpeado en la cara y ha caído al suelo. En principio no presentaba lesiones pero ha sido atendida en un centro sanitario.

Los agentes han buscado en la zona al presunto agresor y han localizado a un varón cuya descripción coincidía y que se encontraba paseando un perro. Al identificarse como ertzainas, el varón les ha insultado y ha azuzado al animal para que atacara a los agentes. Al no desistir en su actitud, los policías han tenido que arrebatarle el perro y posteriormente han inmovilizado a la persona, a la que han detenido.