Ardanza dejará la presidencia de Euskaltel el 14 de diciembre

Será sustituido por el actual consejero director general, Alberto García Erauzkin

BILBAO
Ardanza posa junto a su sustituto, Alberto García Erauzkin/
Ardanza posa junto a su sustituto, Alberto García Erauzkin

José Antonio Ardanza abandonará la presidencia de la compañía vasca de telecomunicaciones Euskaltel el próximo mes de diciembre, para ser sustituido por el actual actual consejero director general de la operadora, Alberto García Erauzkin. La junta de accionistas de la empresa tiene previsto reunirse el día 14 para formalizar el relevo, que se produce tras el deseo manifestado por el lehendakari del Gobierno vasco de abandonar progresivamente sus actividades públicas.

Ardanza fue nombrado presidente de Euskaltel tras abandonar Ajuria Enea en 1998 y desde entonces ha desarrollado tareas de representación institucional de la operadora, al tiempo que sido el encargado de mantener la armonía entre los diferentes accionistas las cajas, el Gobierno vasco, Iberdrola, Endesa y el grupo Mondragón-, así como las relaciones con la Administración central y los organismos reguladores del sector. Nunca ha tenido, sin embargo, poderes ejecutivos dentro de la sociedad.

La firma, controlada por las cajas de ahorros vascas se encuentra en un momento clave de su historia. De un lado, está pendiente la resolución de una demanda presentada por France Telecom, que reclama el pago de una indemnización de 222 millones de euros por haber roto el pacto que les unía en telefonía móvil. Un laudo arbitral ya ha dado la razón a la empresa gala y todo parece indicar que Euskaltel se verá obligada a pagar esa cantidad, que supondrá un duro golpe para su cuenta de resultados. La cifra supone los beneficios de siete años de la empresa. Pero, además, la compañía de telecomunicaciones opera en un sector extraordinariamente dinámico, con una competencia rabiosa, en el que su reducida dimensión genera hándicaps importantes.

12 años en el cargo

Ardanza, de 70 años, accedió al cargo en 1999 en sustitución de José Luis Larrea, quien fue su consejero de Hacienda en el Gobierno vasco. Su nombramiento supuso su regreso a la actividad empresarial, en la que desempeñó diversas funciones en el grupo Mondragón, antes de incorporarse de lleno a la vida política primero como alcalde de Mondragón, posteriormente como diputado general de Gipuzkoa y, desde enero de 1985, como lehendakari tras la crisis interna en el PNV que derivó en la salida de Ajuria Enea por parte de Carlos Garaikoetxea. En octubre de 1998 cedió el testigo a Juan José Ibarretxe.

Desde que sufriera un infarto en marzo del pasado ejercicio, del que se recuperó de forma satisfactoria, Ardanza venía barajando la posibilidad de cesar en sus funciones en Euskaltel para dedicarse de lleno a su familia. "Evientemente, me lo he planteado. Tengo la sensación de que no voy a seguir esperando demasiado", confesó al presentar su libro de memorias a principios del pasado octubre.

García Erauzkin, que llevaba la gestión directa de Euskaltel desde 2000, cuando fue designado consejero director general, será el nuevo presidente ejecutivo de la empresa, a la que se incorporó en marzo de 1998. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Deusto. Durante su mandato, la compañía ha experimentado un crecimiento sostenido. La operadora cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 32,7 millones de euros. A finales del úñtimo año tenía 373.000 líneas de telefonía fija, 227.000 accesos a Internet, 225.000 clientes de móvil y 130.000 abonados a su televisión de pago.

Fotos

Vídeos