Las inundaciones fuerzan más evacuaciones en Tailandia

El gradual empeoramiento en diversas áreas de Bangkok ha obligado a las autoridades a desalojar a cientos de personas en la capital

EFEBANGKOK
Las inundaciones fuerzan más evacuaciones en Tailandia

Las autoridades de Tailandia han ordenado nuevas evacuaciones a causa de un gradual empeoramiento de las inundaciones en áreas de Bangkok, donde aumenta la ola de personas que abandonan esta capital en su primer día festivo por emergencia. Con el centro comercial y financiero de la metrópoli reseco por un sol abrasador y sin que se apreciara un solo charco de agua, su gobernador, Sukhumbhand Paribatra, dio la orden de evacuar de forma urgente otro de los distritos del norte de la urbe convertidos en laguna por la tromba de agua que desciende desde la meseta central.

La orden a los residentes en Sai Mai llegó algo tarde, puesto que al igual que ocurrió días pasados en otros dos distritos periféricos del norte que recibieron similar aviso, a esas horas la mayoría de sus habitantes ya habían abandonado sus casas con el agua hasta la cintura llevándose consigo los enseres de mayor valor.

Casi al mismo tiempo que el gobernador anunciaba en televisión la tercera evacuación, la primera ministra, Yingluck Shinawatra, de nuevo admitía la incapacidad del Gobierno para evitar con sus medios que áreas de Bangkok tengan en los próximos días el mismo aspecto de isla que tienen numerosas aldeas y ciudades de las 28 provincias que permanecen anegadas. "Parece que lucháramos contra las fuerzas de la naturaleza, el enorme caudal de agua está dañando muchos de nuestros diques", ha dicho la primera ministra con la voz entrecortada durante una rueda de prensa.

En un mensaje dirigido un día antes a la población, la jefa del Gobierno dijo que zonas de la capital permanecerán inundadas hasta un mes y que en las que peor parte se lleven, el nivel del agua alcanzará un máximo de un metro y medio. Las áreas urbanas que más preocupan a las autoridades son todas aquellas situadas en ambas orillas del río Chao Praya, que serpentea por la urbe y que en algunos tramos está a punto de desbordarse.

El gobernador de Bangkok ha señalado que las próximas 48 horas son cruciales para saber si la marea alta en golfo de Tailandia, que han pronosticado los expertos, impedirá que el río descargue su caudal de agua en el mar.

Cinco días festivos en veinte provincias

A la vez que unos residentes preparaban las defensas de sus casas con el propósito de afrontar la inundación de su distrito, otros aprovecharon el primer día del periodo de vacaciones de emergencia para abandonar la capital, bien con la intención de eludir eventuales penalidades o la de visitar a la familia.

El Ejecutivo ha declarado cinco días festivos en veinte provincias afectadas por las inundaciones y en Bangkok, mientras que por su parte, el centro de operaciones para las inundaciones ha pedido a los capitalinos que utilicen las vacaciones para desplazarse. "Cada vez será más difícil encontrar alimentos y otros productos básicos en los comercios de Bangkok", advirtió el portavoz del centro operativo para mitigar las inundaciones, Thongthong Chantarangsu.

La falta de alimentos y las inundaciones también obligaron a evacuar a algunos de los animales de zoológico municipal, próximo a algunos de los edificios más emblemáticos del casco viejo de Bangkok.