El pintado de los cables del Puente Colgante, un trabajo espectacular

Trece operarios especializados están llevando a cabo la última fase para terminar de pintar la totalidad del transbordador

ELCORREO.COM
Los operarios pintan los tensores. / Luis Calabor/
Los operarios pintan los tensores. / Luis Calabor

Esta mañana ha comenzado a las 8:00 horas la obra de pintado de tensores del Puente Colgante, última fase para terminar de pintar la totalidad del transbordador. El trabajo, de gran dificultad, lo está llevando a cabo un equipo de 13 operarios especializados. Los trabajadores teñirán los cables del mismo color que la estructura, el 'Vena Rojo Somorrostro'.

Cambio de color

La reforma del Puente Colgante escondía un apartado especialmente delicado: el cambio de color. Después de muchas vueltas, tres tonos optaron a marcar la nueva imagen de la centenaria estructura: 'Rubio campanil', 'Blenda' y 'Vena Rojo Somorrostro'. Finalmente, la gente votó mayoritariamente por un color rojizo oxidado, el del 'Vena Rojo', similar al que lucen buena parte de las esculturas de Eduardo Chillida o el Palacio Euskalduna.

Su nombre, como el de todo ellos, proviene de un mineral de Triano que destacaba por su alto porcentaje de hierro, lo que le hacía salir de la mina con un característico tono como de color a sangre. El número 3005 de la escala cromática RAL tiene la propiedad, según los expertos, de oxidarse con el tiempo, de manera que el ahora saturado color del Puente irá envejeciendo hasta quedar en un tono ocre que dará más cuerpo a la estructura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos