Antonio López: «Quiero pintar Bilbao desde la Torre Iberdrola»

Bilbao me llama mucho la atención. Me parecía una ciudad sombría, como suelen serlo las ciudades poderosas. Después me ha seducido muchísimo", asegura el artista

OSKAR L. BELATEGUI

Las míticas vistas de la Gran Vía madrileña y las carnales composiciones frutales de Antonio López se expondrán desde el próximo 10 de octubre en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, que reúne 124 obras, dibujos, óleos y esculturas. La muestra abarca seis décadas de creación, aunque el artista advierte que no será tan amplia como la del Thyssen: «La subdirectora del museo me ha dicho que hay sitio suficiente para albergar lo que haga falta. Pero si puedo eliminar alguna obra, casi lo preferiría. No pienso en eso ahora».

- ¿Y Bilbao?

- Me llama mucho la atención. No conocí el Bilbao antiguo, pero sí el de justo antes del Guggenheim. Me parecía una ciudad sombría, como suelen serlo las ciudades poderosas. Después me ha seducido muchísimo. Incluso tengo el propósito de pintarla.

- Con la Ría, claro.

- Sí. La Ría dividiendo el cuadro por la mitad. En primer término Bilbao, a ambos lados las montañas y el cauce fluvial alejándose hacia el mar. He hecho ya varios viajes a la ciudad para encontrar el punto desde donde pintar. Y hay una torre muy alta, el único rascacielos de Bilbao, la Torre Iberdrola, que sería ideal. Habrá que pedir permiso, a ver si me lo conceden.