Un hombre mata a su pareja a cuchilladas en Bilbao

La víctima, de 35 años, ha sido asesinada por su marido en el rellano del piso en el que vivían en la calle Fernández del Campo

ELCORREO.COMBILBAO
El suceso ha provocado imágenes de dolor./ Foto y vídeo: L. Calabor/
El suceso ha provocado imágenes de dolor./ Foto y vídeo: L. Calabor

Un hombre de origen sudamericano de 38 años ha asesinado esta tarde a su pareja en Bilbao. La mujer, de 35, ha recibido hasta siete puñaladas por parte de su agresor. El crimen ha tenido lugar pasadas las 16.25 horas en el número 16 de la calle Fernández del Campo, en pleno corazón de la villa.

La Ertzaintza ha acudido al lugar de los hechos después de que el 112 recibiese un aviso de un vecino que alertaba sobre la existencia de una fuerte discusión entre dos personas en el portal del inmueble. Luego, otro comunicante alertó de que el varón podría haber agredido ya la mujer. Cuando los efectivos han llegado se han encontrado el cuerpo de la mujer en el rellano del tercer piso donde vivían. A su lado se encontraba su presunto agresor, que ha sido arrestado.

Los sanitarios no han podido hacer nada por salvar la vida de la mujer, que ha fallecido casi en el momento a causa de las graves heridas que le fueron infligidas. Se está a la espera de que un juez acuda a la zona y decrete el levantamiento del cadáver.

Al parecer, el matrimonio llevaba algunos meses separado, aunque no habían iniciado los trámites del divorcio. Según los vecinos, tenían 3 hijos en común, de 17, 13 y 11 años de edad, que en el momento de los hechos no se encontraban en casa. Una amiga de la fallecida ha contado que el agresor tenía una orden de alejamiento.

La convivencia era "complicada"

"Se habían separado hace seis meses porque convivir con este hombre era complicado. En alguna ocasión la había dado un puñetazo en la cara y ella pidió protección oficial. El tenía orden de alejamiento, pero siempre estaba rondando por aquí y molestándola", ha indicado esta amiga, al tiempo que ha relatado que el agresor habría sido ingresado meses atrás por un intento de suicidio. Familiares de la víctima también han confirmado los problemas de la pareja. Al parecer, el agresor rondaba a la mujer con frecuencia después de la separación. "Ayer le vieron en la esquina", ha dicho una familiar.

Otra pariente ha agregado la conmoción que les causa el hecho en sí, y que la fallecida no pidiera ayuda. "Estamos sorprendidos de por qué ella no pidió una pulsera de protección. De haberla tenido, ella se hubiese salvado", ha subrayado. Sin embargo, el primer familiar asegura que ayuda sí pidió pero "le dieron un teléfono, nada más. A mí me preguntó que qué iba a hacer, y yo le dije que se fuera, a Barcelona, por ahí, pero como estaba sin trabajo, ha pasado lo que ha pasado", ha lamentado.

Tercer caso en Euskadi

De confirmarse, el de esta tarde sería el tercer caso de violencia de género con resultado de muerte en Euskadi en lo que va de año, después de que otras dos mujeres fallecieran, presuntamente, a manos de sus respectivas parejas en Durango y en Hernani.

El primer caso tuvo lugar a mediados del pasado mes de junio en Durango, aunque no se tuvo constancia de que se tratara de un suceso relacionado con la violencia de género hasta una semana más tarde. El día 16 del citado mes una mujer cayó desde una ventana de la nave industrial en la que al parecer vivía junto a su pareja y a otras personas sin hogar, falleciendo posteriormente. En un principio, se barajó la hipótesis de que pudiera tratarse de un suicidio, aunque las investigaciones policiales determinaron que la pareja de la mujer la había matado. El juez decretó el ingreso en prisión del sospechoso.

Por otra parte, otra mujer de 55 años murió acuchillada a manos de su exnovio en Hernani el pasado mes de julio. El suceso tuvo lugar en plena calle donde el agresor, de 42 años y nacionalidad ecuatoriana, también hirió de gravedad a una hija de su expareja que se encontraba con ella. La intervención de una persona que se hallaba en la zona hizo huir al sospechoso que, sin embargo, acabó entregándose a la Policía unas horas más tarde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos