Cientos de personas arropan a la familia de Rosario y condenan el crimen

En el acto ha participado Paqui, hermana de la víctima, que ha depositado un ramo de flores en el banco donde fue acuchillada de madrugada presuntamente por su expareja

AGENCIASSAN SEBASTIÁN

Cientos de personas y decenas de representantes institucionales han arropado a los amigos y familiares de Rosario Román, la mujer asesinada ayer en Hernani presuntamente por su expareja, en el funeral y la manifestación de rechazo a su muerte celebrados esta tarde en la citada localidad guipuzcoana. Rosario Román, de 55 años, falleció la madrugada de ayer tras ser apuñalada en Hernani presuntamente por su excompañero sentimental, Fredy Apolo, un ciudadano ecuatoriano de 42 años, que también acuchilló a su hija Yolanda, quien se recupera en el Hospital Donostia de una herida en el pulmón.

Numerosos vecinos de la localidad y autoridades como el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Calparsoro, la directora de Atención a las Víctimas de Genero del Gobierno Vasco, Mariola Serrano, y el subdelegado del Gobierno en Guipúzcoa en funciones, Juan José Lizuain, han participado en la concentración y posterior manifestación convocadas por el Ayuntamiento de la localidad. El diputado de Política Social, Ander Rodríguez, la diputada de Administración Foral y Función Pública, Garbiñe Errekondo, y la presidenta de las Juntas Generales, Lohitzune Txarola, han sido otros de los asistentes, junto a los miembros de la corporación municipal presidida por el alcalde de Hernani, Luis Intxauspe (Bildu).

Políticos de distintos partidos como la representante del PSE/EE Rafaela Romero, la de Aralar Rebeka Ubera, y la de EB Arantza González, así como la secretaria general del Instituto Vasco de la Mujer (Emakunde), Arantxa Elizondo, han arropado también a los familiares de las fallecida, entre quienes se encontraban, visiblemente afectados, sus hermanos, Paqui, María José y Manuel. Los congregados, muchos de los cuales llevaban banderas y pañuelos morados, han permanecido un cuarto de hora en silencio en la plaza de los Gudaris, situada entre la parroquia de San Juan Bautista, en la que se han oficiado los funerales, y la casa consistorial, en cuya balconada ondeaban la ikurriña y la bandera de la localidad a media asta y con crespón negro, junto a una enseña contra la violencia a las mujeres.

Flores en el banco donde murió Rosario

Finalizada la concentración, los reunidos, que portaban dos pancartas y numerosos carteles contra los "ataques machistas", han acudido en manifestación al lugar en el que fueron acuchilladas la fallecida y su hija, donde han depositado velas y unas flores sobre un banco, y varias personas han leído frases en favor de la igualdad, tras lo que se han disuelto con un prolongado aplauso. Dos horas antes, el Ayuntamiento de Hernani, había celebrado un pleno extraordinario para condenar el asesinato de Rosario Román, mientras que por la mañana miembros de las Juntas Generales de Guipúzcoa se han concentrado en San Sebastián, en el exterior de la institución, para rechazar la muerte de esta mujer.

A escasos metros de allí, compañeros de la asesinada, que trabajaba en los servicios de cocina de la Policlínica de Guipúzcoa, también se han reunido en el acceso principal del centro para expresar su apoyo a la familia de la asesinada. Su hermana Paqui, que ha asistido a este acto, ha advertido en declaraciones a los periodistas de que ella ya "esperaba" un desenlace de este tipo y preveía que su allegada iba a ser "una víctima de género", porque "no era la primera vez" que su excompañero "la pegaba". También la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, ha expresado en una entrevista a Radio Euskadi su "repulsa" por este "terrible crimen" y ha recalcado la necesidad de garantizar la seguridad de las "mujeres que puedan estar en riesgo de sufrir un ataque de estas características".