El Hércules rechaza la cesión del realista Zubikarai porque su padre es un preso de ETA

El portero de la Real Sociedad ya había aceptado su cesión al equipo alicantino, que da marcha atrás por temor a la reacción de sus aficionados

ELCORREO.COM
El Hércules rechaza la cesión del realista Zubikarai porque su padre es un preso de ETA

El Hércules ha dado marcha atrás en la cesión del portero de la Real Sociedad Eñaut Zubikarai como consecuencia de la división creada en el entorno de la entidad por razones ajenas al deporte: el padre del guardameta guipuzcoano es un preso de ETA que cumple condena desde 1989 en la cárcel alicantina de Foncalent, de la que saldrá en unos meses, por el asesinato de dos guardias civiles entre otros delitos.

Zubikarai, que la pasada temporada tuvo un escaso protagonismo en la Real, había recibido el aval de los técnicos del Hércules para incorporarse al club. Además, tenía muchas papeletas para convertirse en el portero titular del equipo que entrenará Juan Carlos Mandiá con el reto de volver a Primera División. Pero las circunstancias que rodean al jugador han dado al traste a última hora con una operación que estaba prácticamente sellada.

Los máximos responsables del Hércules han optado por desestimar su cesión por temor a que Zubikarai fuera mal recibido por una parte de la afición alicantina. El director deportivo, Sergio Fernández, reconoció hace unos días que ya existía un acuerdo con el jugador y que su incorporación a la plantilla sólo estaba pendiente de cerrar algunos flecos con su equipo de origen.

El portero de la Real Sociedad fue uno de los ocho futbolistas de ese club que la pasada temporada firmaron un escrito de apoyo a una manifestación a favor del acercamiento de los presos de ETA a las cárceles del País Vasco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos