Pastor denuncia un pacto "vergonzoso" de PNV y Bildu para arrebatarles alcaldes

El portavoz de los socialistas vascos descarta "absolutamente" apoyar al Partido Nacionalista Vasco en la Diputación de Guipúzcoa

EFEBILBAO
José Antonio Pastor, en el Ayuntamiento de Barakaldo . / Mitxel Atrio/
José Antonio Pastor, en el Ayuntamiento de Barakaldo . / Mitxel Atrio

El portavoz de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, ha acusado hoy a Bildu y al PNV de haber llegado a un pacto "vergonzoso e irresponsable" para arrebatar alcaldías al PSE, lo que va conllevar que el PSE descarte apoyar al PNV en la Diputación de Guipúzcoa dentro de unas semanas.

En una rueda de prensa en Bilbao, el portavoz socialista ha realizado un análisis de lo sucedido en la constitución de los ayuntamientos vascos, donde el PSE ha conservado los ayuntamientos de Barakaldo, Portugalete, Ermua, Irún, Eibar, Zumarraga, Ribera Baja e Iruña de Oca. Sin embargo, ha perdido las alcaldías de Trapagaran (Vizcaya) y de Lasarte (Guipúzcoa), donde los socialistas fueron los más votados; en el primero, Bildu ha apoyado al PNV y en el segundo, ha sido al revés.

Tras conocer estos apoyos, Pastor ha acusado a Bildu y al PNV de firmar un pacto "vergonzoso, real e irresponsable de acumulación de fuerzas nacionalistas, cuyo único objetivo es montar un frente antisocialista en Euskadi". "Esto no es algo casual, ni un apoyo no buscado, ni una sorpresa; es una estrategia perfectamente premeditada con acuerdos entre ambos partidos por escrito, tanto de programa como de gestión, de lo cual tenemos constancia fehaciente".

La situación es "especialmente sangrante" en Lasarte, ha opinado Pastor, puesto que ha recordado que uno de los últimos asesinados por ETA fue Froilán Elexpe, concejal del PSE ese ayuntamiento, "al que el PNV muestra su respeto votando a Bildu para la alcaldía de Lasarte".

Pastor ha agregado que lo sucedido hoy también "demuestra la falsedad y la hipocresía de aquellas altisonantes declaraciones del señor Urkullu y del señor Ortuzar (dirigentes del PNV) de reclamar un nuevo tiempo y reivindicar un juego en positivo del PNV y revela la mentira que incluían sus intenciones de votarse a sí mismos". Por eso, ha opinado que los dirigentes del PNV "quedan inhabilitados como dirigentes políticos porque han demostrado que sus palabras y sus compromisos con la ciudadanía eran falsos y no sirven de nada".

La consecuencia inmediata de esta actitud "frentista" del PNV va a ser que los socialistas, como ya habían adelantado, descartan apoyar dentro de unas semanas al candidato del PNV a diputado general de Guipúzcoa, de manera que la Diputación de ese territorio pasará a manos de Bildu, el más votado en las elecciones forales. "Lo descarto absolutamente", ha subrayado Pastor, quien ha señalado que no espera ninguna presión del PSOE para apoyar al PNV en la Diputación de Guipúzcoa. Según Pastor, "la misma sensación de engaño que tenemos los socialistas vascos la tienen todos los compañeros del PSOE".

La actitud del PNV "tendrá consecuencias"

El secretario general del PSE/EE de Guipúzcoa, Iñaki Arriola, ha advertido hoy al PNV de que su actuación en los plenos de constitución de los ayuntamientos "tendrá consecuencias" y ha asegurado que no apoyarán al candidato nacionalista, Markel Olano, en la investidura del diputado general. Arriola ha ofrecido una rueda de prensa en la sede del PSE/EE de San Sebastián, que ha sido seguida atentamente y con semblantes serios por varios cargos socialistas, como los concejales donostiarras Ernesto Gasco, Enrique Ramos y Denis Itxaso y la candidata a diputada general, Rafaela Romero.

El líder socialista ha sostenido que las votaciones de hoy en los ayuntamientos han demostrado la existencia de un "frente nacional" integrado por el PNV y Bildu, que se ha concretado en Guipúzcoa, donde "con el permiso y beneplácito" del partido de Joseba Egibar, la coalición abertzale se ha hecho con la Alcaldía de San Sebastián, mientras que en Lasarte-Oria ambos partidos han sumado sus votos para desbancar al PSE/EE, la lista más votada, al igual que ha sucedido en Trapaga (Vizcaya).

Estos resultados responden, según ha dicho, a una estrategia del PNV, partido al que ha acusado de "engañar" a la sociedad cuando dijo que votarían a sus concejales porque no tenían pactos con ninguna formación. Arriola ha recordado que en Lasarte los concejales del PNV han votado a Bildu y que en Errenteria y Andoain, el PNV ha presentado a sus candidatos pero sus candidatos han votado en blanco, lo que ha garantizado la mayoría simple a la coalición abertzale.

El dirigente socialista ha afirmado que esta actuación "tendrá consecuencias", la más inmediata de las cuales será que el PSE/EE presentará y votará a su candidata Rafaela Romero en el pleno de investidura del diputado general de Guipúzcoa, lo que significará que el PNV dejará de gobernar en este territorio por primera vez. "Les hemos tendido la mano y no sólo no la han estrechado, sino que nos la han mordido", ha dicho Arriola, quien ve ya al candidato de Bildu, Martín Garitano, como nuevo diputado general, "a no ser que Bildu ceda al PNV el cargo, que en este país de locos todo puede ser".

El secretario general de los socialistas guipuzcoanos ha afirmado que "está claro que Egibar ha decidido cerrar el ciclo del PNV en la Diputación de Guipúzcoa". El dirigente socialista ha admitido que lo ocurrido en Lasarte-Oria respeta las reglas democráticas, por lo que el PSE/EE asume perder la Alcaldía, tras lo que ha afirmado que le gustaría ver cuál hubiera sido la reacción de los "nuevos demócratas de Bildu" si otro pacto les hubiera arrebatado gobiernos municipales. "Ahí se demuestra la catadura democrática. Saber ganar es fácil, saber asumir cuando se pierde es cuando uno demuestra que es demócrata", ha concluido.