El tranvía de Barakaldo cambia su recorrido final

El trazado se adentrará por Santa Teresa, Bagatza, Beurko y San Vicente, en vez de seguir por la ribera del río Galindo

EUROPA PRESSBILBAO
Arriola y Rodríguez, durante la presentación del nuevo recorrido del tranvía./ J. Alemany/
Arriola y Rodríguez, durante la presentación del nuevo recorrido del tranvía./ J. Alemany

Las obras del tranvía de la localidad vizcaína de Barakaldo comenzarán en 2012 y tendrá un coste total de 200 millones de euros (más IVA), de los que el Gobierno vasco sufragará los costes derivados de las cocheras y talleres, y el resto será financiado por inversión privada. El trazado, en vez de seguir por la ribera del río Galindo, se adentrará por Santa Teresa, Bagatza, Beurko y San Vicente según explicado el consejero de Vivienda, Obras Públicas y Transportes, Iñaki Arriola.

Antes del final de 2011 se procederá a la adjudicación de la concesión de la construcción y la operación que permitirá la obtención de inversión privada sin tener que aumentar la capacidad de endeudamiento del Gobierno vasco. La empresa o grupo adjudicatario construirá toda la línea, es decir, desde Barakaldo hasta la UPV siguiendo los proyectos diseñados por el Departamento de Transportes, a través del ente público Euskal Trenbide Sarea.

Arriola, junto al alcalde de la localidad fabril, Tontxu Rodríguez, ha dado a conocer estos datos durante una rueda de prensa en la que ha presentado, además, las principales conclusiones del estudio del proyecto que se está desarrollando el Departamento de Transportes del Gobierno vasco, a través del ente público ETS, y que terminará este verano. El consejero ha avanzado que se estima que cada año se alcanzarán unos 12 millones de usuarios, que se podrían elevarse hasta los 18 millones, y ha afirmado que el tranvía es "una buena noticia para la margen izquierda y Barakaldo" porque "tendrán un importante y ambicioso transporte público".

Asimismo, ha asegurado que el nuevo metro ligero "permitirá descongestionar el tráfico, mejorará la circulación y mejorará la calidad de vida de los estudiantes de la UPV que acuden a diario desde la margen izquierda". El trazado, que ha sido consensuado por los técnicos del Gobierno vasco y del Ayuntamiento de Barakaldo, tendrá finalmente una longitud de nueve kilómetros y se plantea como un servicio interurbano que conectará con el metro, a través del intercambiador de Urbinaga y de las paradas de Ansio y de Bagatza, y con el tren de cercanías de Renfe, también en Urbinaga.

Rodríguez, por su parte, ha afirmado que es "un día importante para Barakaldo" porque el tranvía "es un sueño que poco a poco se va haciendo realidad y va dando sus pasos gracias al Gobierno vasco liderado por el lehendakari, Patxi López, y el consejero Arriola". Durante su intervención, el alcalde ha agradecido, asimismo, al consejero y viceconsejero de Transportes "el empeño que ha puesto desde la Consejería para que este modelo sostenible que han trabajado duramente".

"El recorrido encaja perfectamente en el tramo urbano de la ciudad", ha avanzado el alcalde, que ha señalado que las primeras estimaciones son que, dentro de la localidad fabril, tenga cuatro millones de usuarios al año, "dos veces más que el de la capital vizcaína". "Con este cambio en el recorrido respecto a la previsión inicial, que contemplaba el paso del tranvía por Beurko Viejo, se logra cubrir áreas muy pobladas y se facilita el acceso servicios muy utilizados por los ciudadanos el hospital de San Eloy, el Conservatorio o el Jardín Botánico", ha afirmado Arriola. Asimismo, ha indicado que "el principal objetivo" del tranvía es "dar servicio a los puntos de la ciudad que no estén conectados con el resto de servicios".

Zonas peor comunicadas

El tramo final se ha cambiado y la alternativa elegida consigue dar servicio a zonas como Galindo, Serralta, Retuerto, Zuazo, las torres de San Vicente o Megapark que en la actualidad o no están bien servidos por metro y Renfe, o carecen de servicio público colectivo. Además, una vez superado Megapark, el nuevo trazado en vez de seguir, tal y como se había previsto en un principio, por la ribera del río Galindo, se adentra por Santa Teresa, Bagatza, Beurko y San Vicente.

El tranvía partirá de la futura estación intermodal de Urbinaga (Sestao), punto de conexión con el metro y cercanías de Renfe. El trazado del tren ligero se desarrolla a continuación por la zona más próxima a la ría con paradas en Vega de Galindo (Sestao), la Avenida de Altos Hornos (frente al gasolino que comunica Barakaldo con Erandio) y Desierto, poco antes de pasar bajo el puente de Rontegi. En Lutxana, el tranvía tendrá otras dos paradas: una en las proximidades de la actual estación de Renfe, y la segunda en el centro del barrio. Posteriormente, el trazado se dirigirá al Bilbao Exhibition Centre (BEC) que contará con dos nuevas paradas junto a la estación de Ansio de la Línea 2 de Metro, y en la Avenida de Euskadi.

Retuerto y Zuazo

Los barrios de Retuerto y Zuazo contarán también con una parada de tranvía antes de llegar a Megapark. En esta extensa zona comercial se prevén tres paradas. La primera facilitará el acceso a Zuazo. Las dos siguientes darán servicio tanto a Megapark como a las Torres de San Vicente. Superada esta última estación el trazado se bifurca en dos ramales que discurren por el centro urbano de Barakaldo, concretamente por los barrios de San Vicente y Santa Teresa, con paradas en el entorno del Jardín Botánico, San Vicente y San Eloy. Finalmente, tras pasar por Bagatza (conexión con Línea 2 de Metro), el tranvía cruza el río Galindo en viaducto y enlaza con la parada inicial de Urbinaga, cerrando el trazado circular que dará servicio a Barakaldo.

Conexión con Leioa

Una vez que el metro ligero llegue a Urbinaga continuará hacia Leioa. Este tramo contará con una longitud de 1.702 metros y dos paradas en el municipio de Sestao, la primera de ellas en Urbinaga y la segunda en la zona de Rivas. Posteriormente atravesará la ría por un puente de una longitud total de 370 metros y una anchura de 19 metros con cabida para el propio tranvía en vía doble, un bidegorri y paso para peatones.

El puente elevable podrá alcanzar una altura similar a la del Puente Colgante. Este proyecto, cuyo proyecto constructivo está ya en fase de redacción, y tiene un presupuesto aproximado de 67 millones de euros y un plazo de ejecución de 22 meses. En la actualidad, se están construyendo las cocheras y talleres de las unidades que servirán esta línea que conectará la margen izquierda y derecha de la ría y que posibilitará que los estudiantes residentes en Barakaldo o Sestao tengan acceso directo al campus de la UPV de Leioa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos