Detenido por maltratar a su pareja, una menor de 15 años

El arrestado, natural de Rumanía, llegó a España el pasado mes de agosto con su familia y su novia, y desde entonces, cuando la joven aún tenía 14 años, ésta ha sido "explotada laboralmente"

EFEPAMPLONA

Agentes de la Policía Nacional han detenido a V.C.H., de 21 años, vecino de una localidad de la comarca de Pamplona, acusado de maltratar a su pareja, una menor de 15 años. El arrestado, natural de Rumanía, llegó a España el pasado mes de agosto con su familia y su novia, y desde entonces, cuando la joven aún tenía 14 años, ésta ha sido "explotada laboralmente", según ha declarado ella a la Policía.

Al respecto, la Jefatura ha precisado en un comunicado que la joven contó que "era obligada a trabajar todos los días limpiando en domicilios particulares o cuidando de ancianos ingresados en hospitales, siéndole retirado el dinero que le pagaban".

También ha denunciado que se le "obligaba a buscar comida y chatarra en los contenedores" y que era maltratada por su novio, quien "le abofeteaba en la cara y le golpeaba si se maquillaba o si se ponía ropa que no fuera de su agrado, dirigiéndole insultos y frases vejatorias".

Ha sido en fechas recientes cuando la menor manifestó su deseo de regresar a su casa y por ello fue "amenazada" por la familia del novio, que le habló de "mandar a alguien de Rumanía a matar a su madre y a sus familiares si se iba".

Unos hechos que se han conocido después de que el pasado día 15 la chica, "desorientada y con un evidente estado de necesidad", se presentara en dependencias policiales "pidiendo ayuda".

Iniciado el protocolo establecido para estos casos, el Grupo de Atención al Menor se dirigió a los Servicios Sociales del Gobierno de Navarra que asistió a la chica en un Centro de Observación y Acogida de menores en desamparo.

Posteriormente, con apoyo de un educador social de este centro y de un traductor se le tomó declaración y se contactó telefónicamente con su madre, quien confirmó las amenazas pero explicó que carecía de dinero para viajar hasta España a recoger a su hija.

Valorado el riesgo, se solicitó y concedió una medida cautelar de alejamiento para el acusado, al tiempo que se puso en conocimiento de las autoridades policiales de Rumanía las citadas amenazas.

Además, una vez identificado el presunto maltratador, la Policía procedió a su localización, detención y puesta a disposición judicial, mientras que junto al Gobierno de Navarra, la Fiscalía de Menores y la Embajada de Rumanía se ha activado el protocolo para el retorno de la menor con su familia.