Bilbao da nombre a dos calles del barrio de Txurdinaga

Rendirán homenaje al impulsor del teatro lírico vasco, Alfredo de Echave, y a la fotografa pionera en Euskadi, Eulalia Abadiato

EUROPA PRESSBILBAO

Bilbao rinde homenaje al impulsor del teatro lírico vasco Alfredo de Echave, y a la fotografa pionera en Euskadi, Eulalia Abadiato. Y lo hace otorgando sus nombres a dos calles del barrio de Txurdinaga. La calle Alfredo de Echave se situará en la trasera de los números pares de la calle Ondarroa, junto al CEP Txurdinaga. Tendrá su comienzo en la calle Fernando Jiménez, miembro de la DYA, y terminará en la calle Ondarroa.

De la misma manera, la calle Eulalia Abaitua estará también en el barrio de Txurdinaga, concretamente, en la trasera de los números impares de la avenida Julian Gaiarre, junto al CEP Txurdinaga. Comenzará, al igual que la otra nueva calle, en la calle Fernando Jiménez y terminará en la calle Ondarroa.

Alfredo de Echave

Echave fue un periodista y dramaturgo bilbaino, nacido en 1872. Se le considera el impulsor del teatro lírico vasco. Conocido como 'el de Iturribide', se distinguió desde joven como polemista de renombre y como dramaturgo de temas vascos. Su afición al teatro vasco empezó hacia 1898, en la Sociedad Euzkeldun Biltokia, fundado por don R. M.ª de Azkue, en donde se fomentaba el cultivo del arte escénico. Inició su labor con su obra La horda, que no llegó a estrenarse por la clausura del Euzkeldun. Habiéndose fundado el Centro Vasco preparó una comedia titulada 'La alianza republicana', que se estrenó en 1905, a la que siguió la representación de Lenago il.

Siendo Echave presidente de la Sociedad Coral de Bilbao preparó la representación de Maitena, de los señores Decrept y Colín, que tuvo al fin un éxito resonante. Esta pastoral lírica vasca tenía letra de Echave. En ese mismo año, 1909, estrenó la ópera Lide ta Ixidor, con música de Inchausti, y también Mirentxu, otro idilio vasco, ahora con música de Jesús de Guridi. Ambas obras se representaron en las campañas artísticas de la Coral en los años 1911-1912. En 1913 se estrenó en Barcelona, lo que dio motivo a que se hiciera una versión castellana con objeto de representarla en Madrid. Sin embargo, la mejor obra de Echave ha sido considerada Peru Gixon, comedia vasca en dos actos, de tipo costumbrista

Eulalia Abaitua Allende Salazar

Eulalia Abaitua Allende Salazar está considera como la verdadera pionera de la fotografía en Euskadi. Nació en el Casco Viejo en 1853. Tras casarse en 1872 con el naviero Juan Narciso de Olano y Picavea de Lesaca, se trasladan en 1873 a Liverpool (Reino Unido). Es aquí donde entra en contacto con el mundo de la fotografía, adquiriendo los aparatos y aprendiendo la técnica. De regreso a Bizkaia, los esposos se instalan en una casa de nueva construcción junto a la Basílica de Begoña, y en los sótanos Eulalia Abaitua instala su laboratorio fotográfico.

Su trabajo fotográfico está realizado casi exclusivamente en placas estereoscópicas de 44x107 mm., en blanco y negro. Actualmente se conservan más de 1.000 obras. El testimonio de Eulalia Abaitua, supone en la actualidad un magnífico documento histórico que recoge las costumbres, fiestas, tradiciones, en definitiva la vida pasada de nuestro pueblo. Bajo una atenta y sensible mirada recoge aspectos de la vida rural y urbana que la rodeaba, a la vez que capta las más diversas faenas y actitudes de las mujeres de la época, dotándolas de un importante protagonismo y acercando su papel a nuestros días. Muere en 1943, a los 90 años, y está enterrada en el panteón familiar de Begoña

Fotos

Vídeos