Iceta promete "servir a todos" tras su nombramiento como obispo de Bilbao

El hasta ahora administrador apostólico de la diócesis vizcaína sustituye en el cargo a Ricardo Blázquez y era el candidato preferido de la Conferencia Episcopal

ELCORREO.COMBILBAO
Iceta promete "servir a todos" tras su nombramiento como obispo de Bilbao

Mario Iceta ha sido nombrado a las doce del mediodía de hoy nuevo obispo de Bilbao. El hasta ahora administrador apostólico de la diócesis vizcaína sustituye así en el cargo a Ricardo Blázquez.La toma de posesión tendrá lugar en la catedral de Santiago, a las doce del mediodía del 11 de octubre, festividad de la Virgen de Begoña, patrona de la diócesis.

El nuevo prelado era el candidato preferido de la Conferencia Episcopal, presidida por Antonio María Rouco Varela, para ser el titular de la diócesis, como sucesor de Blázquez, quien se trasladó en marzo al Arzobispado de Valladolid. Aunque nacido en Gernika, Iceta Gabikagogeascoa inició su actividad pastoral en Córdoba y llegó a ser canónigo del Cabildo. Dejó el puesto en 2008, al trasladarse a Bilbao.

Al hacerse público el nombramiento, monseñor Iceta se ha dirigido a la diócesis un comunicado en el que agradece al Papal "la confianza y el afecto" que le muestra con este nombramiento. Asimismo, ha expresado su amor por a "esta querida Iglesia particular de Bilbao, a cuyo servicio me entrego enteramente. Como dice mi lema episcopal, omnium servus, quiero ser el servidor de todos y para todos".

Asimismo, ha tenido también palabras de agradecimiento a quienes fueron sido su predecesores el cargo, como "Don Ricardo, de quien recibí la ordenación episcopal y con quien colaboré en el servicio pastoral de la Diócesis y a Don Carmelo, que me precedió como obispo auxiliar". Iceta finaliza su saludo, encomendándose a la "intercesión poderosa de nuestra Amatxo de Begoña, y a nuestros santos Patronos San Ignacio de Loyola y San Valentín de Berriotxoa. Desde este mismo momento me pongo a vuestra entera disposición. Con afecto pido al Señor que os otorgue su copiosa bendición".

Guerra de misivas

Su nombramiento no ha sido fácil tras el intercambio epistolar mantenido en junio por fieles de Vizcaya y la Iglesia de Roma a cuenta de la sucesión pendiente de Blázquez. En un primer escrito, 677 religiosos y seglares de la Iglesia vizcaína -entre ellos, varios cargos de peso en la diócesis- reivindicaron ante el Papa la participación de la comunidad cristiana local en la elección y rechazaron que ese nombramiento se realice desde la «imposición». Entre los firmantes, había quienes incluso recelaban de la figura de Iceta por considerarlo un hombre de Rouco Varela.

Apenas un mes después, otro grupo de 2.200 feligreses se alió en torno a un escrito que vino a ser la cruz del anterior. Los firmantes manifestaron que «acatarían» la decisión de Roma y abogaban por un nombramiento «según las pautas que marca el Código de Derecho Canónico, y sin interferencias ni presiones de ningún tipo». Mandaron la carta el 25 de junio y el embajador del Vaticano en España sólo necesitó tres días para contestarles. En la misiva, con fecha 28 de junio, se congratulaba de la «obediencia y adhesión eclesial» manifestadas por estos fieles y apreciaba su «espíritu de fe».

Fotos

Vídeos