El nuevo presidente del Contencioso-Administrativo vasco toma posesión anunciando una gestión continuista

Luis Angel Garrido Bengoechea ha tomado el relevo hoy de Juan Luis Ibarra

EUROPA PRESSBILBAO

Apuesta por mantener relaciones "fluidas" con los juzgados y que los jueces no vean la sala de gobierno "como un órgano lejano"

BILBAO, 29 (EUROPA PRESS)

El magistrado Luis Angel Garrido Bengoechea, que ha tomado este jueves posesión como presidente de la Sala Contencioso-Administrativo del TSJPV, ha manifestado su compromiso de "cuidar" de los órganos de lo Contencioso porque son "la primera línea de batalla de los procesamientos" y ha añadido que la presidencia que inicia hoy va a ser "de una gran continuidad" a lo realizado por su antecesor, Juan Luis Ibarra, con quien la sala "ha funcionado correctisímamente".

"La línea de actuación será básicamente de una cierta continuidad, estableciendo algún punto de diferencia porque cada uno tiene su personalidad, porque las cosas en la sala han ido bien y no se ha generado ningún problema", ha reiterado.

En su juramento del cargo, Garrido Bengoechea, que sustituye en el puesto a Juan Luis Ibarra, que abandona esa responsabilidad después de que en el pasado mes de marzo fuera elegido presidente del TSJPV, ha prometido "guardar y hacer guardar fielmente y en todo tiempo la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico, lealtad a la Corona, administrar recta e imparcial justicia y cumplir mis deberes judiciales frente a todo".

En su intervención, Garrido ha agradecido la confianza depositada en él y ha destacado la importancia que tiene la jurisdicción contencioso-administrativa. Asimismo ha señalado que "casi viene a ser una de las esencias del Estado de derecho, porque, al final, los pleitos que aquí se dilucidan son aquellos que ponen los ciudadanos frente a actuaciones de la Administración". Según ha subrayado, "de lo que se trata es de controlar que la Administración pública actúe conforme a la ley y a las normas que se ha dado para sí, e incluso, evitar arbitrariedades que se pueden dar en la actuación de los poderes públicos".

No obstante, el magistrado ha asegurado que las administraciones públicas "no funcionan tan mal como a veces se piensa y, de hecho, el número de asuntos que nosotros desestimamos, y por tanto confirmamos la actuación de la administración, es superior al número de asuntos que se estiman y, por tanto, la actuación de la administración es anulada".

Asimismo, ha indicado que la jurisdicción Contencioso-Administrativa "ha venido yendo a más, en el sentido de que, incluso, los actos políticos pueden ser controlados por la jurisdicción contencioso-administrativa, aunque es verdad que solamente es en cuanto a los elementos reglados de esos actos políticos, es decir, aquellos que vienen en alguna norma jurídica o en cuanto a que el procedimiento para llegar a ese acto político se haya cumplido escrupulosamente".

Programa

Garrido Bengoechea ha recordado las líneas de actuación incluidas en el programa que presentó ante el Consejo General del Poder Judicial, entre las que ha destacado la necesidad de dar "una gran importancia a los juzgados de lo contencioso administrativo, porque son la primera línea de batalla dentro de los procesamientos, tienen un número de asuntos muy elevados, y hay que cuidarlos porque son los órganos donde se plantea en primera instancia un número de cuestiones muy elevado".

Además, Garrido ha apostado por establecer relaciones con los juzgados "fluidas, con reuniones periódicas y estableciendo cursos de formación cuando haya modificaciones legales". También ha defendido la adaptación "progresiva" a la nueva oficina judicial de la sala de lo contencioso-administrativo, así como dar impulso al expediente y firma electrónica, "porque esto va a beneficiar la eficiencia y eficacia de la administración de justicia".

Asimismo, el magistrado ha considerado "interesante" establecer relaciones con los colegios de abogados e incluso con los letrados de las administraciones públicas. Desde el punto de vista gubernativo, ha señalado la necesidad de "profundizar en representar la sala de gobierno como un órgano que pueda recibir y encauzar las propuestas de jueces y magistrados, que no se vea como un órgano lejano al que no se puede acceder con facilidad".

Palabras de Juan Luis Ibarra

Por su parte, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, ha destacado del nuevo presidente de la Sala Contencioso-Administrativa su "inteligencia desbordante, que aplicada a su buen conocimiento jurídico realmente envidiable le lleva al diagnóstico jurídico antes que nadie".

Asimismo,¡ ha resaltado su "capacidad de empatía y de ponerse mentalmente en los zapatos de cada una de las partes litigantes, que no solamente le auxilia en una rápida comprensión de las cuestiones controvertidas, sino que también le permite desarrollar la función de magistrado ponente con la ventaja de la claridad expositiva y, a veces, con la técnica de una de sus pasiones, la de un guión de cine de intriga".

A su juicio, Garrido Bengoechea está "sobradamente preparado para desarrollar la importante responsabilidad para la que ha sido nombrado por el CGPJ, que le llevará a partir de mañana a presidir el órgano judicial de mayores dimensiones del TSJPV".

En el acto de toma de posesión, celebrado en la Sala de Vistas del TSJPV, han estado presentes la vocal del CGPJ para el País Vasco, Margarita Uria; la consejera de Justicia, Idoia Mendia; representantes de la judicatura vasca, de los colegios de abogados y procuradores de Vizcaya, y de las Fuerzas de Seguridad del Estado e institucionales.

Fotos

Vídeos