López dice que las huelgas no deberían usarse "con tanta frivolidad"

El lehendakari ha reconocido que la izquierda abertzale puede estar "avanzando sus posiciones hacia la política" aunque ha recalcado que "todavía no se han visto hechos"

VITORIA

El lehendakari, Patxi López, ha considerado esta mañana que los sindicatos no deberían utilizar el derecho a la huelga "con tanta frivolidad", un día después del paro convocado por ELA, LAB y CC OO. En una entrevista en Punto Radio, en la que también ha participado el director de EL CORREO, Juan Carlos Martínez, ha recordado la sucesión de protestas que ha vivido su Gobierno en el último año para recalcar que "es tiempo de la responsabilidad" y que "el país no está para huelgas".

El lehendakari ha afirmado que "la ciudadanía dio ayer mayoritariamente la espalda a la huelga" general y ha añadido que se siente "fuerte, a cargo de un gobierno estable y sólido, y capaz de liderar las políticas que necesita este país". Ha reprochado a los sindicatos nacionalistas que la de ayer fuera la segunda huelga general celebrada desde su llegada al Gobierno vasco hace algo más de un año, a lo que ha añadido una tercera jornada de protesta celebrada en la administración pública, y que haya otra huelga general prevista para septiembre.

En todo caso, López ha admitido que los recortes impuestos por Zapatero han sido "difíciles de adoptar" aunque ha defendido la necesidad de una reforma laboral. Eso sí, ha subrayado que el problema no es el coste del despido sino la eventualidad laboral.

Situación política

Respecto a la situación política, ha mostrado su malestar por la ausencia del resto de presidentes autonómicos en el homenaje a las víctimas al terrorismo celebrado el pasado domingo en el Congreso de los Diputados y ha recordado que "las víctimas son de todos y hay víctimas en todas las comunidades".

"Para una vez que hace un acto que concita la unanimidad de los partidos y creo que también de las instituciones, debería haber habido una presencia mayor que manifestara esa unidad, ese reconocimiento a las víctimas y que estamos dispuestos a dar a las víctimas memoria, dignidad y justicia", ha señalado.

Por otra parte, el lehendakari ha aventurado que "ETA está más débil que nunca". "Posiblemente esté en la recta final", pero es "mejor no poner fecha" porque "sería irresponsable", ha indicado. López ha destacado que es "cada vez mayor" la eficacia de la Policía, la "contundencia" de la Justicia y la colaboración internacional y ha resaltado que "el rechazo social es mayor que nunca" también en Euskadi y, en este sentido, se ha felicitado de que los partidos políticos "se han puesto de acuerdo" para "jugar una baza fundamental" como es deslegitimación del terrorismo.

Por otro lado, López ha reconocido que la izquierda abertzale puede estar "avanzando sus posiciones hacia la política aunque ha recalcado que todavía no se han visto hechos". "Parece que, efectivamente, puede estar en el final, pero mejor no poner fecha", ha insistido el presidente del Gobierno vasco, que ha reiterado su apuesta por "no construir pistas de aterrizaje para un mundo", el de la izquierda abertzale, que "tiene que hacer las cosas él sólo".

En este sentido, ha añadido que "ese mundo del abertzalismo radical sabe lo que tiene que hacer y tienen que hacerlo ellos". Por ello, ha asegurado que "no estamos esperamos más declaraciones, más palabras, más comunicados", sino "hechos que atestigüen que ese mundo se aleja radicalmente de la violencia e incluso trabaja para acabar con ETA".

López ha afirmado que "eso lo dice" también el presidente del PSE, Jesús Egiguren, que "habla de que eso puede venir, de que lo que necesitamos entonces es un acuerdo con los partidos democráticos, y especialmente con el PP, para situarnos en ese escenario". No obstante, ha reconocido que "quizá no fue oportuno cuándo se hizo público" su reflexión.

Estatut

Preguntado por el fallo del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, ha dicho que los jueces "han avalado" la gran mayoría del texto. El lehendakari ha considerado que el Estatut catalán "esta asumido" y que la sentencia del Tribunal Constitucional demuestra que "cabe en la Constitución". Además, ha destacado que, si se produce una reforma de la Ley Orgánica, "cosas" que el TC ahora no ve "válidas", en el futuro "pueden ser posibles".

López, preguntado por la reacción del presidente de la Generalitat, José Montilla, que aseguró que la sentencia del Tribunal Constitucional le "indigna", ha dicho que "ésta es la típica cosa que cada uno reacciona según el cristal con que la mira". "Uno lo que ve, con esta sentencia del TC, es que avala la gran mayoría del Estatut", ha afirmado.

"Me parece razonable que, cuando se habla de las lenguas, no haya ninguna preponderante, sino que el bilingüismo y la racionalidad en ese asunto sean lo que marque las líneas políticas, y además dice claramente que normalmente es el catalán la lengua vehicular y de la enseñanza", ha señalado. Por ello, ha considerado que también "avala, de alguna manera, las posiciones, contempla el término nación, dice que sin eficacia jurídica". "Lógico, está en el preámbulo, pero lo utiliza como concepto cultural, de tradición, etc", ha manifestado.

Sobre el Estatuto de Gernika, ha resaltado que el objetivo es desarrollarlo "en su totalidad".

Selección española de fútbol

Además, Patxi López se ha mostrado dispuesto a que la selección española juegue en Euskadi y ha considerado que "es tiempo de dar una alegría" a los aficionados vascos. Ha insistido en que "es tiempo de la normalidad también en esto".

Ha reconocido que, en el partido de ayer, estuvo inicialmente "un poco acongojado" con la salida del jugador del Athletic, Fernando Llorente, al campo "en un momento en que las cosas no estaban nada claras", pero, "de repente, explotó, eso cambió radicalmente el partido", y fue "una auténtica gozada y un auténtico orgullo".

López ha recordado que ayer se pudieron oír cohetes para celebrar el gol de la selección española en el encuentro que disputó contra Portugal en el Mundial de fútbol y ha vaticinado un 3-0 ante Paraguay en el próximo partido de cuartos de final.