El atunero bermeano 'Txori Toki' logra escapar tras un ataque de los piratas

El intento de salto se ha producido a unas 330 millas naúticas de la costa de Kenia

IRATXE ASTUIBERMEO
Botadura del buque atunero 'Txori Toki' construido por los astilleros de Murueta. / EL CORREO/
Botadura del buque atunero 'Txori Toki' construido por los astilleros de Murueta. / EL CORREO

El atunero congelador 'Txori Toki', perteneciente a la empresa Inpesca de Bermeo, ha sido objeto a primera hora de esta mañana de una persecución por parte de un esquife a unas 330 millas naúticas de la costa de Kenia. La consejera vasca de Pesca, Pilar Unzalu, ha asegurado que toda la tripulación del está bien.

El incidente ha tenido lugar sobre las ocho menos cuarto de la mañana hora española (tres horas más en el Índico) cuando desde el pesquero avistaron, a unas seis o siete millas de distancia, cómo se acercaba por un costado de la embarcación una lancha rápida con unos cuatro o cinco piratas armados a bordo.

El patrón del 'Txori Toki', Imanol Ibarbia, natural de la localidad guipuzcóana de Gertaria, procedió entonces a realizar las obligadas maniobras de evasión "a toda máquina", con cambios de rumbo, hasta asegurarse de que los piratas desistían en su intento de abordaje al buque. "Ha sido solo un pequeño susto, porque hemos podido controlarlo todo bien, mantienendo bastante distancia y sin dejarles que se acercaran. El viento, además, nos ha ayudado en la operación y no han podido alcanzarnos", ha explicado el patrón a este periódico momentos después del suceso. La tripulación se encuentra "en perfectas condiciones". Desde Inpesca S.A han asegurado que este tipo de avistamientos "se dan entre 4 y 6 veces al día, cada barco".

Este suceso ha ocurrido 48 horas después del ataque sufrido por el también buque de la compañía Inpesca S.A 'Txori Argi' cuando se encontraba navegando a 80 millas al norte de las islas Seychelles. En esa ocasión dos lanchas rápidas se acercaron por popa pero los cuatro agentes de seguridad embarcados pudieron lograron ahuyentar a los agresores disparando ráfagas de tiros de advertencia contra los esquifes, hasta en dos ocasiones.

No es la primera vez que los piratas atacan intentan secuestrar un barco de la empresa de Bermeo. En noviembre de 2009, el atunero 'Txori Gorri' sufrió una persecución durante media hora, aunque finalmente no lograron alcanzarlo. El buque atunero congelador "Txori Argi" de la compañía Inpesca S.A tiene bandera española. Construido en el año 2004 tiene una eslora de 106,5 metros, una manga de 16 metros y una capacidad de carga de hasta dos mil toneladas.