El Parlamento vasco pide acceso a la gestión de las entidades privadas financiadas con dinero público

Sólo el PNV se ha opuesto a esta petición

VASCO PRESSVITORIA

El Parlamento vasco quiere tener acceso a las actas y documentos de gestión de aquellas entidades privadas participadas y financiadas por el Gobierno vasco o sus sociedades públicas, y reclama con este objetivo al Ejecutivo de Vitoria que lleve a cabo las reformas legales oportunas. Estas reformas permitirían, por ejemplo, el control parlamentario de las sociedades ligadas al Museo Guggenheim.

La Cámara de Vitoria ha aprobado hoy una resolución en este sentido con los votos a favor de todos los grupos políticos, a excepción del PNV. Los nacionalistas han explicado su rechazo de esta iniciativa con el argumento de que el Reglamento del Parlamento vasco regula esta cuestión y reconoce forma efectiva el derecho de los parlamentarios a acceder a este tipo de información.

El origen de este debate radica en una solicitud de información cursada por el PP con el fin de que el Gobierno vasco le remitiera las actas de las reuniones del comité ejecutivo de la Fundación Guggenheim Bilbao, el consejo de Administración de la Tenedora Museo Guggenheim, de la junta general de la Sociedad Inmobiliaria de la misma pinacoteca y de su patronato.

La solicitud de información no tuvo éxito. El Gobierno del PSE explicó que había pedido a las entidades concernidas las actas, pero que no habían sido remitidas. Los populares reaccionaron presentado una proposición no de ley del PP para solicitar la remisión de las citadas actas.

El Parlamento vasco ha debatido hoy en pleno esta propuesta y ha aprobado un texto alternativo consensuado por PP, PSE y EA, y apoyado también por Aralar y EB que muestra en primer lugar "preocupación por las situaciones de opacidad" de las entidades privadas financiadas con dinero público.

Un segundo punto demanda al Gobierno vasco que "presente y articule las medidas legales y normativas oportunas para que se permita con carácter definitivo que la gestión de fundaciones, sociedades, consorcios y asociaciones participadas y financiadas por el Gobierno Vasco o alguna de sus empresas, entes u organismos pueda ser controlada por la Cámara con criterios de transparencia".

Sólo el PNV se ha opuesto

Todos los grupos parlamentarios, a excepción del PNV, han defendido esta resolución como vía de dotar de mayor transparencia a la gestión de este tipo de entidades que, pese a ser financiadas con dinero público, se rigen por el derecho privado. Un derecho privado que, a su juicio, plantea dificultades a la hora de que su gestión y funcionamiento sea controlado por la institución legislativa.

"Hemos visto que se siguen poniendo por determinados gestores y responsables públicos piedras en el camino del control de la financiación pública. En el Guggenheim y todas las sociedades que se mueven en estas claves hay que aplicar de forma definitivo criterios de transparencia para impedir espacios oscuros de opacidad", ha afirmado el parlamentario del PP Carmelo Barrio.

Desde el PNV se ha negado la necesidad de llevar a cabo reforma alguna y se ha argumentado que el Reglamento del Parlamento vasco reconoce suficientemente el derecho de los parlamentarios a recabar información de este tipo de sociedades y entidades. "Este Reglamento nos da derecho a esta información, a qué viene pedir al Gobierno que haga algo que ya tenemos, un derecho que ya tenemos como parlamentarios".

"Hablan de cambios jurídicos, ¿quién va a realizarlos?¿El Gobierno sobre el reglamento del Parlamento? No entendemos nada y pensamos que no hay razones para debatir este tema cuando tenemos un Reglamento que reconoce este derecho. Y allá con la responsabilidad de cada parlamentario para hacer cumplir lo que dice el Reglamento", ha añadido.