Suspendidos por el viento el deporte al aire libre, los mercados y ferias vascas

El Departamento de Interior ha recomendado a los ciudadanos no salir a la calle ante la posible llegada de una ciclogénesis explosiva

AGENCIASBILBAO
Suspendidos por el viento el deporte al aire libre, los mercados y ferias vascas

La Mesa de Crisis que reúne a las principales instituciones vascas ha acordado suspender el deporte al aire libre, tanto escolar como federado, desde las 3 de la tarde del sábado a las 3 de la tarde del domingo por la posible llegada de una ciclogénesis explosiva. Las horas de riesgo extremo, con vientos de 140 kilómetros por hora, van desde las 21.00 horas del sábado hasta las 00.00 horas del domingo.

Tras la reunión celebrada en Bilbao, el viceconsejero de Interior, Raúl Fernández Arroiabe, ha aconsejado también suspender todas las ferias y mercados al aire libre y ha pedido a los ciudadanos que no realicen excursiones de montaña ni actividades en el mar y en la costa.

Fernández Arroiabe ha dicho que el departamento de Interior se pone "en el peor de los escenarios posibles": que la ciclogénesis explosiva afecte de lleno al País Vasco con vientos de más de 140 km/h, aunque ha indicado que hasta mañana no se sabrá la dirección exacta de la borrasca. En caso de que la tormenta se desvíe, los vientos que afectarían a Euskadi alcanzarían una velocidad de unos 100 kilómetros por hora.

Algunos ayuntamientos vascos, como los de Vitoria y Bilbao, ya acordaron ayer la suspensión de las actividades extraescolares en sus municipios tras decretarse la alerta roja por viento para la tarde del sábado y madrugada del domingo. La Mesa de Crisis se volverá a reunir mañana en Bilbao para analizar los últimos datos meteorológicos y coordinar los servicios para hacer frente al temporal.

Tarde noche del sábado, las horas críticas

Las horas críticas de la alerta roja por vientos que pueden alcanzar los 150 km/h será la tarde noche de mañana sábado. En palabras del viceconsejero de Interior, Raúl Fernández Arroiabe, se recomienda pasar la tarde del sábado "en familia". En su comparecencia tras la reunión de la Mesa de Crisis del Plan de Protección Civil, el viceconsejero ha insistido en que no debe cundir la alarma entre la población, porque las decisiones adoptadas son poniéndose "en lo peor". Aún así, ha hecho hincapié en las medidas de autoprotección de la población y que extreme la preocupación. Se recomienda evitar en lo posible los desplazamientos en carretera y las salidas al monte y al mar.

Además, habrá que tener cuidado con las ramas de árboles y contenedores de basura que el viento pueda arrastrar. Por ese mismo motivo, es recomendable sujetar con firmeza o retirar las macetas, toldos y otros objetos de balcones. Ante los fuertes vientos, el Gobierno ha decidido suspender todo el deporte escolar desde las 3 de la tarde del sábado y durante 24 horas, así como el deporte federado al aire libre. Las ferias y mercados a la intemperie también han sido cancelados.

Los escenarios posibles son diversos, en función de la dirección que tome la borrasca, que no se sabrá hasta primera hora de mañana. Según ha explicado el director de Meteorología y Climatología, Iñigo Alonso, la peor de ellas, y también la más probable, es que el centro de la borrasca bordée Galicia. En este caso, se producirán vientos de más de 140 kilómetros por hora, incluso 150, en cumbres y determinados puntos de la costa, mientras en el resto del territorio será de entre 100 y 120 km/h con rachas.

En el otro extremo está la posibilidad de que el centro de la perturbación pase por encima de Euskadi. En esa circunstancia los vientos serían "mucho más reducidos". Entre medias, cuanto más cerca pase el centro de la borrasca y cuanto más trayectoria tenga por tierra firme los vientos serán menores. En todo caso, no será hasta primera hora de la mañana cuando se dispongan de los datos sobre el rumbo de la borrasca, que Euskalmet se encargará de difundir.

La directora de Atención de Emergencias y Protección Civil, Elena Moreno, por su parte, ha explicado que el Departamento de Interior ya ha comunicado a todas las instituciones vascas las medidas a tomar, y ha decidido reforzar las plantillas de Ertzaintza, bomberos, Cruz Roja y otros servicios de emergencia, así como de Protección Civil y la DYA. Se ha alertado además a puertos, cofradías y clubes náuticos para que eviten las actividades marítimas. Asimismo, se mantiene el contacto permanente con Iberdrola, que tiene su propia mesa de crisis, ya que el suministro eléctrico es uno de los servicios con mayor riesgo de afección en estos casos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos