Eliseo Gil pide al juez que paralice el convenio foral con la UPV para gestionar Veleia

ADOLFO LORENTEVITORIA.

La empresa Lurmen, la que fuera concesionaria de la excavación del yacimiento romano de Iruña Veleia y que es propiedad de los arqueólogos Eliseo Gil e Idoia Filloy, ha presentado un recurso en el Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria. Pide que se paralice el «desarrollo y aplicación del contenido» del convenio que la Diputación, propietaria del yacimiento, ha firmado con la UPV para gestionar de ahora en adelante todo lo relacionado con Iruña Veleia a través de un plan director.

El motivo que esgrimen es que la Diputación es «parte interesada» en los procedimientos judiciales abiertos y que ha encargado este plan a testigos o peritos en la investigación relacionada sobre las supuestas falsificaciones caligráficas en euskera. «Esto puede condicionar el resultado de la instrucción e investigación de los hechos y puede alterar sustancialmente las pruebas», argumenta.

Lurmen ha solicitado al juez que permita acceder, bajo control judicial, a su perito calígrafo a la misma documentación gráfica o física que se ha puesto a disposición de los calígrafos designados por la Diputación alavesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos