La huelga de Cines en Cataluña desata una tormenta política

DAVID LÓPEZBARCELONA.
Los cines Renoir Les Corts aparecieron ayer con pintadas. ::                             EFE/
Los cines Renoir Les Corts aparecieron ayer con pintadas. :: EFE

La huelga de cines convocada ayer en Cataluña ha desatado una tormenta política con acusaciones entre los partidos, pintadas en las fachadas de las salas y llamamientos al boicot en las redes sociales de Internet. La mayoría de cines -576 de las 790 pantallas existentes- cerró en protesta por la Ley de Cine de la Generalitat, que ya ha llegado al Parlament para tramitarse por vía de urgencia. La obligación de doblar o subtitular al catalán las películas que no estén en castellano ha sublevado a un sector en crisis, que ayer cerró bajo el lema 'Por el futuro de los cines: catalán y trabajo sí, cuotas y paro, no'.

Las salas que permanecieron abiertas amanecieron con pintadas, como el complejo Renoir Les Corts -'Aquest cinema margina el català'- y los Cinesa Diagonal -'Volem cinema en català'-. Mientras, en la red social Facebook se instaba a promover acciones contra «la actitud colonizadora» del Gremio de Empresarios de Cine de Cataluña, convocantes de la huelga. Los internautas animaban ayer a acudir masivamente a los cines abiertos y a hacer boicot en el futuro a los que han secundado la huelga. También se convocaron concentraciones frente a las salas en Barcelona y Gerona.

Por su parte, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, acompañado de la portavoz parlamentaria del partido, Anna Simó, y de otros diputados republicanos asistió al cine Alexandra para ver 'Petit Indi', la única película en catalán programada en Barcelona. Mostraban así su rechazo al «cierre patronal promovido por algunas distribuidoras» y denunciaban como «una anomalía» el hecho de que en Cataluña sólo el 2,7% de las películas se doblen al catalán. Mientras, el PP de Cataluña afirma que la ley de la Generalitat está hecha con «criterios electorales, desde el desconocimiento del sector y sin diálogo». Según los populares, se trata de «una norma de política lingüística que pretende imponer cuotas y más impuestos». La jornada de huelga coincidió con la entrega de los Premios Gaudí, que concede la Academia de Cine de Cataluña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos