«No aceptaremos que la comarca de Urdaibai se convierta en una postal»

O. B.BILBAO.

Ortuzar se extendió en su respuesta sobre el futuro museo Guggenheim en Urdaibai, la apuesta que contra viento y marea sostiene José Luis Bilbao y que, cuente o no finalmente con el beneplácito del Gobierno vasco, se convertirá a buen seguro en asunto de primer orden en la campaña electoral. El líder del BBB se cargó de razones en positivo para apoyar el polémico proyecto, porque, según dijo, prefiere «no echar más gasolina a un fuego artificial».

El burukide se centró sobre todo en la necesidad de revitalizar una comarca «preciosa», pero «empobrecida» tras el declive de la industria armera y cubertera de Gernika, y evitar que se convierta «en una postal». «No lo aceptaremos», recalcó Ortuzar, que rechazó que el empeño del PNV sea una «bravuconada» del diputado general. Según argumentó, es notorio que hay «demanda museística» para la ampliación del Guggenheim y subrayó que el propio arquitecto, Frank Gehry, desaconsejó modificar el actual edificio.

Por ello, se hacía necesario, continuó, buscar otro emplazamiento que, en el caso de Urdaibai, estaría avalado por «trece informes sectoriales» y se convertiría en un «polo de atracción» cultural y económica «respetuoso» con el medio ambiente. Según Ortuzar, si se logra aumentar la actual media de pernoctaciones -1,7- por encima de dos la inversión será «rápidamente amortizada».

Respecto al debate interno en la izquierda abertzale, Ortuzar abogó por dejar que finalice «sin interferencias» e insistió en que los únicos resultados aceptables son, o bien que ETA anuncie que «echa la persiana» o que el sector posibilista se desgaje de la banda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos