Un autobús urbano enlazará desde septiembre los barrios de Barakaldo

El nuevo servicio, que realizará 21 paradas entre Lasesarre y Lutxana, será gestionado por Euskotren

JOSÉ DOMÍNGUEZBARAKALDO.
Un autobús urbano enlazará desde septiembre los barrios de Barakaldo

A la gran transformación urbanística que ha experimentado Barakaldo en los últimos años le faltaba la guinda. Comunicar entre sí unos barrios en plena expansión y, a su vez, éstos con el metro y el tren. A la espera del ansiado tranvía, el Ayuntamiento ha dado con la solución en forma de autobús interurbano que, a partir de septiembre y con un total de 21 paradas, recorrerá los 18 kilómetros que circunvalan la localidad entre Lasesarre y Lutxana. La sociedad pública Euskotren gestionará el servicio por un plazo de cinco años.

La nueva línea saldrá todos los días puntual a las siete de la mañana desde la parada junto a la estación de Desierto y enfilará hacia Bagatza, donde se producirá la primera conexión con el suburbano. Desde allí subirá a San Vicente y bajará hacia las torres y Megapark para, por la Ronda de Azkue, alcanzar el BEC y la estación de Ansio. Posteriormente, girará hacia Retuerto y, desde La Siebe-La Paz, entrará en Cruces antes de descender hasta Lutxana. El autobús a la inversa saldrá a la misma hora y realizará similar recorrido, aunque en este caso sólo efectuará 18 paradas.

La frecuencia será de 20 minutos de lunes a viernes hasta las 22.40 horas -30 minutos los fines de semana y festivos-. El Consistorio decidirá las tarifas definitivas, aunque el alcalde, Tontxu Rodríguez, ya adelantó ayer que coincidirán con las del creditrans, que en la actualidad ronda los 60 céntimos por viaje en Bizkaibus.

400.000 viajeros

«No teníamos ninguna experiencia en el Ayuntamiento en transporte colectivo y por eso pedimos la colaboración de un operador importante como es Euskotren», reconoció el regidor. Aunque todavía pueden presentarse otras empresas y participar en un concurso público a la adjudicación, que será en régimen de concesión, la sociedad pública dependiente del Gobierno vasco parece ser la elegida, «ya que su propuesta es magnífica» y coincide con las pretensiones municipales. «Además, reduce en casi 200.000 euros la partida anual de un millón que teníamos previsto destinar al autobús urbano», puntualizó Rodríguez.

El viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco, estimó la línea será utilizada anualmente por 400.000 viajeros. «En el Gobierno vasco estamos convencidos de que es posible implantar un transporte público sostenible que satisfaga las necesidades latentes de desplazamiento de los vecinos, favorecer una menor utilización del vehículo privado y, al mismo tiempo, dinamizar las economías de los barrios», subrayó. Euskotren ya ha adelantado su parte del trabajo al sacar a concurso público la adquisición de los seis autobuses con los que realizará el servicio, que serán de última generación y llevarán los colores, el escudo y el anagrama de Barakaldo. Cuando el tranvía sea una realidad, se estudiará el futuro de la línea y su posible reestructuración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos