Deserción en UPyD

Un centenar de afiliados, entre ellos algunos fundadores, anuncian su salida del partido

O. B.BILBAO.
Rosa Díez, líder de UPyD. ::
                             EFE/
Rosa Díez, líder de UPyD. :: EFE

Más de un centenar de afiliados de UPyD, entre ellos la mitad del consejo político fundador, se reunirá hoy en Madrid para escenificar su renuncia a la militancia en el partido que lidera Rosa Díez y hacer público el documento que trasladarán pasado mañana a la dirección para oficializar su dimisión. Los militantes que abandonan el barco pertenecen a la corriente crítica que salió derrotada del congreso celebrado hace tres semanas, en el que apenas llegaron al 20% de los apoyos, mientras que Díez refrendó su liderazgo con el 78% de los votos.

No obstante, los afiliados que solicitan la baja sostienen que, en realidad, sólo ha obtenido «el 29% del voto posible» debido a la alta abstención. «Antes tachábamos de ilegítimo el Estatuto catalán porque sólo lo había votado el 34% de los ciudadanos y ahora tiramos salvas porque la portavoz de UPyD ha sido elegida con tan sólo el 29% del voto de los afiliados», aseguran en su comunicado.

En el texto, en el que exponen las razones de su marcha, dicen dejar las filas de UPyD para no convertirse en «cómplices de un fraude a la sociedad» y porque, aseguran, tras su congreso constituyente la formación se ha convertido en «un partido más» distinto al que fundaron, con una gestión interna «de corte totalitario», sin «separación de poderes» y sin ningún órgano que controle al «todopoderoso consejo de dirección».

«Dado el nivel de la deriva y conscientes de que es imposible cambiar en la sociedad lo que somos incapaces de cambiar dentro del partido, abandonamos este proyecto», argumentan los firmantes, entre ellos Rodolfo Laiz, Gerardo Hernández Les, Juan Espino y Ramón Ibarrola.

«Advenedizos»

El grupo de críticos denuncia que la formación, que se declaraba transversal, «española, de una única nación, España» y pregonaba la transparencia, es ahora «de izquierdas, federalista y llama batasunos a los afiliados que piden el desglose de los gastos del partido». Además, creen que, tras una «purga interna de los mejores activos», se ha favorecido a «advenedizos sin escrúpulos». Según este colectivo, en el cónclave, que se celebró a puerta cerrada, la ejecutiva se negó a justificar gastos por valor de 1,7 millones.

Los integrantes de la corriente de oposición a Díez -parte de los cuales ha decidido permanecer en el partido para dar la batalla desde dentro- no descartan constituir una nueva plataforma, cuyo germen sería la escisión de UPyD, aunque son conscientes de las dificultades. «Hay personas dispuestas a devolverle a la sociedad la esperanza robada».

Fotos

Vídeos