El lehendakari insta a los vascos a realizar un consumo sostenible

Patxi López critica que la cumbre de Copenhague ha levantado "un escepticismo generalizado" ante los compromisos que puedan adquirir las grandes potencias

BILBAO

El lehendakari, Patxi López, ha escrito un artículo en su blog, con motivo de la Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático que se celebra en Copenhague, en el que pide a la ciudadanía un esfuerzo para tener hábitos y patrones de consumo sostenibles como reciclar y ahorrar energía. Con el título "El escepticismo no es una opción", el lehendakari reconoce que la Cumbre ha levantado "un escepticismo generalizado" ante los compromisos que puedan adquirir las grandes potencias "y que resultar hasta cierto punto lógico".

No obstante, López precisa que, sin embargo, "esto no debe ser motivo para la inacción", sino al contrario, ya que el compromiso medioambiental es una "cuestión ética". "La lucha por un mundo sostenible no es una opción, es una obligación que debe ayudar a una mejor vertebración interterritorial, pero también intergeneracional, por lo que tiene de compromiso con las generaciones venideras", subraya López.

Afirma que la consejera vasca de Medio Ambiente, Pilar Unzalu, encabezará la delegación vasca en la citada cumbre porque "creemos que tenemos algo que aportar a este debate" defendiendo el liderazgo de la Unión Europea en esta materia e impulsando el papel de las regiones "en este desafío internacional". "Pensar globalmente, actual localmente. Creo, sinceramente, que Euskadi es un modelo en esta materia", asegura el presidente del Ejecutivo Vasco.

Recuerda que en junio el Gobierno Vasco aprobó la "Declaración de Urdaibai", que tiene como objetivo impulsar un modelo de desarrollo económico, social y medioambientalmente sostenible "y que pone a Euskadi en la vanguardia de las agendas políticas mundiales".

No obstante, Patxi López opina que todas estas acciones deben estar acompañadas por "una actitud responsable de cada uno de nosotros en nuestra vida diaria, esforzándonos por tener hábitos y patrones de consumo sostenibles" como reciclar o ahorrar energía. "Hay motivos para el escepticismo. Lo reconozco, pero mayor es la responsabilidad moral que tenemos de no caer en la desesperanza", concluye López.