Un cielo a 130 metros de altura

El nuevo Bilbao descubre perspectivas de vértigo. Un equipo de 350 trabajadores estira hacia el cielo la Torre Iberdrola. Las vistas desde la planta 30 encogen el corazón. Y falta subir a la 41.

BORJA AGUDO
La Torre Iberdrola crece a ojos vista a un ritmo de una planta por semana./ Borja Agudo/
La Torre Iberdrola crece a ojos vista a un ritmo de una planta por semana./ Borja Agudo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos