Interior da por descabezada la «cantera de ETA»

En la operación conjunta de la Policía y de la Guardia Civil, dirigida por Grande-Marlaska, se ha detenido en el País Vasco y Navarra a 34 presuntos miembros de SEGI

REDACCIÓN VITORIA
Interior da por descabezada la «cantera de ETA»

El Ministerio del Interior considera que la operación de hoy contra la cúpula de la organización juvenil SEGI supone el "descabezamiento" de la "cantera de ETA" y un duro golpe contra la organización de la izquierda abertzale de mayor "ortodoxia" y "fidelidad" a la banda terrorista. En el operativo conjunto de la Policía y de la Guardia Civil, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, se ha detenido en el País Vasco y Navarra a 34 presuntos miembros de SEGI que ocupaban los niveles de "máxima" dirección territorial y comarcal de la organización ilegal.

Según Interior, estos arrestos conllevan la "casi total desarticulación" de las estructuras clandestinas de SEGI en España y acarrean un "golpe de impacto" a su financiación y estructura logística. Además de los 34 detenidos, la Policía y la Guardia Civil han realizado 92 registros en domicilios y locales de Navarra, Vizcaya, Álava y Guipúzcoa. Los agentes han intervenido abundante documentación y soportes informáticos, que serán analizados en los próximos días. También se han encontrado pegatinas, propaganda y publicaciones de ETA, bombonas de camping-gas, gasolina, ácido, guantes, recipientes y manuales para la elaboración de artefactos explosivos e incendiarios, además de 6.000 euros en sobres y anotaciones manuscritas con placas de matrícula.

La operación cumple, según el ministro Rubalcaba, con tres objetivos fundamentales de su departamento en materia de la lucha antiterrorista, y el primero de ellos es el de impedir que las organizaciones de ETA, que han sido declaradas ilegales por el Tribunal Supremo, se rehagan. El segundo objetivo es impedir también que los terroristas tengan una "cantera" y el tercero, luchar contra la violencia callejera, que "en la organización de ETA corresponde justamente a Segi" y es perseguida por parte de las fuerzas de seguridad. "Porque no queremos que haya ningún tipo de impunidad en el País Vasco", ha continuado el ministro, que ha agradecido a los grupos parlamentarios sus felicitaciones por esta "buena" operación, que transmitirá a su vez a las fuerzas de seguridad.

Ocultados por una doble dirección

Los Servicios de Información de la Policía y de la Guardia Civil consideran que SEGI pretendía reforzar su estructura, aumentando las captaciones de nuevos militantes y ampliando su permanencia en la organización. También pretendía potenciar los procesos de formación de sus miembros para poder acometer las directrices de ETA, "endurecer el conflicto" e incrementar la violencia callejera. Entre sus "luchas prioritarias" figuraba el "tren de alta velocidad", el "modelo educativo", la "especulación inmobiliaria" y la construcción del "Estado vasco". La nueva estructura de la organización se ocultaba por medio de una doble dirección, a semejanza de la propia ETA en KAS-EKIN.

Una parte de los integrantes de la dirección de SEGI se parapetaron tras la asociación 'Gazte Indepedentistak' -Jóvenes independentistas- que se reunían en denominados 'gaztetxes' para seguir ejerciendo su tarea pública, mientras que otro núcleo dirigente realizaba las labores clandestinas de la organización. En cuanto a su financiación, se ha podido constatar y acreditar una red de 'gaztetxes' (sedes juveniles) en la comarca de Pamplona, de cuya gestión económica se beneficiaría la organización ilegal.

En Navarra han sido detenidos Amaia Elcano, Garbiñe Urra, Itxaso Torregrosa, Oihana Fernández Iturri, Jon Ciriza, Raúl Iriarte Rodrigo y Mikel Esquiroz Pérez. En Vizcaya, Eñaut Ayarzaguena, Mikel Arkaitz Tororika, Nahia Elena Aguado, Idoia Iragorri, Aritz Petralanda, Joseba Dalmau y Oier Zuñiga Pérez de Urabain. En Álava, Jon Ligüerzana, Néstor Silva, Unai Ruiz Pou, Goizane Pinedo, Jagoba Apaolaza, Zumai Olalde, Aitor Ligüerzana, Bittor González Villamayor y Jon Anda Vélez de Mendizabal. Y en Guipúzcoa, Aitziber Arrieta, Garazi Rodríguez Rubio, Maialen Eldua Azkarate, Oier Ibarguren, Eihar Egaña, Euken Villasante, Mikel Ayestaran, Xumai Matxain, Aritz López Ugarte, Ibai Esteibarlanda e Irati Múgica Larreta.

La documentación de Sirvent

La actuación de esta noche, la más importante realizada en los últimos años, lleva preparándose desde mayo a partir de la documentación incautada a Ekaitz Sirvent, quien diseñó una estrategia para reforzar la militancia de base de la banda. El último ideólogo de ETA, detenido en abril en París (Francia), ordenó reforzar la presencia de sus bases en plataformas y organizaciones legales lejos de la 'kale borroka' para evitar detenciones, según fuentes de la lucha antiterrorista.

Estas mismas fuentes precisaron que esta preocupación de Sirvent parte del elevado número de detenciones de miembros de la 'kale borroka' que se produjeron tras la ruptura del último alto el fuego y que, a su juicio, estaba mermando el frente juvenil de la banda. Su deseo era mantener activo un frente llamado a nutrir las filas de ETA en el futuro.

Por ello, Sirvent apostó por reducir los actos de violencia callejera tan sólo a ocasiones excepcionales como la celebración de fiestas patronales, según estas fuentes. Sin embargo, la intención de este terrorista, cercano al ex jefe del 'aparato militar' de la banda, Garikoitz Azpiazu Rubina, alias 'Txeroki', era la de infiltrar a sus jóvenes en organizaciones, instituciones o plataformas legales de la órbita de la izquierda 'abertzale'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos