Las obras del tranvía de Leioa arrancan en 2010

Conectar la estación del metro con la UPV exigirá 28 meses de trabajos, que darán inicio con la construcción de las cocheras

EVA MOLANOLEIOA
Las obras del tranvía de Leioa arrancan en 2010

La Universidad se acerca al Bilbao metropolitano. Ya hay fecha para el inicio de las obras del tranvía que conectará el Campus de Leioa con el metro. Los trabajos arrancarán en el primer semestre de 2010 con la construcción de las cocheras, proyecto para el que hay reservados 5 millones de euros. Después del próximo verano comenzará la obra del propio trazado, 3,8 kilómetros de vía para llevar a los usuarios del suburbano a la Universidad. Las obras costarán 30 millones y tienen un plazo de ejecución de 28 meses.

El punto de partida será la construcción de las cocheras, junto al metro de Leioa. Aquí 'dormirán' los trenes ligeros que conectarán la estación con la Universidad. Después comenzarán a colocar las vías -esta parte se adjudicará en verano-. El trazado incluirá nueve paradas. La primera y las dos últimas estarán, respectivamente, en las inmediaciones del acceso al suburbano y en la zona universitaria. El resto se repartirán por el término municipal, lo que garantizará su uso también como transporte intraurbano.

El viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco, calcula que las obras de las cocheras se licitarán a finales de año, para que puedan comenzar «en el primer semestre de 2010». El principal motivo por el que los trabajos aún no han salido a concurso público -el proyecto se entregó en verano- es que el Gobierno aún no dispone de los terrenos donde se ubicarán las cocheras. El Ayuntamiento de Leioa se ofreció hace años a ceder de forma gratuita estas tierras al departamento, aunque antes deberá llegar a un acuerdo con los propietarios -particulares y una empresa-. Si no pudiera el Ejecutivo debería expropiar, lo que podría retrasar las primeras obras. El alcalde de Leioa, Eneko Arruebarrena, confía en poner a disposición del Gobierno los terrenos «en tres semanas».

Conexión con Sestao

Pero el proyecto del tranvía, más allá de lo dificultosas que resulten las obras, se presenta complejo. Una de los problemas es que el Gobierno vasco deberá reponer el acceso viario que une Erandio con Leioa por la ría, ya que las cocheras se ubicarán sobre esta carretera y dejarán inutilizado el actual acceso. El Ayuntamiento quiere que el vial se reponga antes de que los trabajos comiencen. Y así será. El tráfico será desviado, no interrumpido.

Las obras del tranvía superarán los 30 millones de euros, y el Gobierno vasco estudia fórmulas de financiación mixtas, lo que implicaría encontrar «un socio» privado, preferentemente una o más firmas de transporte colectivo. En una segunda fase, el tranvía conectará con la intermodal de Urbinaga, en Sestao, que será un punto de encuentro entre la línea 2 de metro y la de Renfe y el futuro tranvía de Barakaldo. La principal dificultad es trazar el diseño del puente móvil sobre el que el tren ligero cruzará la ría, ya que deberá dejar paso a los barcos.

Fotos

Vídeos