Las exhibiciones de los bomberos, un atractivo

E. L.MIRANDA DE EBRO

Si algo llamó la atención fue la exhibición realizada por los bomberos, de la que hicieron partícipes a los más pequeños. Y es que, ¿quién no ha soñado alguna vez en la infancia con apagar fuegos o conducir uno de esos grandes camiones para llegar a tiempo a un gran incendio?

Algunos pudieron hacer realidad ayer sus sueños, al menos en parte, después de que los bomberos enseñaran a los niños cómo acabar con un pequeño fuego provocado y perfectamente controlado por los especialistas.

Para evitar problemas, se les equipaba con una chaqueta y un casco y, después, se les dejaba portar un extintor con el que ellos mismos, con la ayuda siempre de un bombero, podían apagar un pequeño incendio.

«Hemos enseñado a utilizar a los niños el extintor en una de las áreas de trabajo que hemos establecido en esta feria, aunque a veces con ellos venían los padres» , comentaba el jefe de Bomberos, José Ángel Amo.

La otra actividad que suscitó una gran expectación fue la del uso de un camión escalera con el que los niños podían llegar muy alto, por encima de los edificios anexos. Sin duda, una atracción que no se quisieron perder y que realizaban junto a miembros del Cuerpo.

«Lo hemos traído porque es el vehículo más nuevo que tenemos y el que está dotado con mayor tecnología. A la gente le ha gustado», explicaba Amo.