El primer Banco del Tiempo en la zona se abre hoy para ofrecer asistencia mutua

ALBERTO CEBRIÁNBERRIZ

Hoy abre sus puertas en Berriz un banco que no engordará sus beneficios a costa de los intereses hipotecarios. En él no habrá dinero y la única unidad de intercambio será el tiempo. Los servicios que ofrecerá abarcan desde el cuidado de los hijos durante un par de horas hasta el transporte en coche o la ayuda para manejarse en informática. Lo único que deberá hacer la persona que obtenga algún servicio será 'pagar' ofreciendo sus propias habilidades para que otras personas puedan beneficiarse de ellas.

De momento, las mismas diez personas que han trabajado para llevar el Banco de Tiempo a buen puerto son las que ofrecen sus servicios a la ciudadanía. Los beneficiarios serán todos los vecinos de Berriz y alrededores sin que a ellos les genere coste alguno. El Ayuntamiento correrá con los mínimos gastos que genere el local que ha puesto a su disposición en el ambulatorio viejo.

El funcionamiento de esta nueva entidad bancaria es muy similar a la de una tradicional. Las personas interesadas deberán darse de alta y abrir una cuenta donde se guardará el tiempo acumulado por el usuario en fracciones de una hora. Cuando realice un servicio recibirá un cheque donde constará el tiempo invertido en realizar dicha actividad para ingresarlo en el Banco y poder utilizarlo para cuando él o ella lo necesite.

«La filosofía desde la que partimos es que todas las personas sabemos hacer algo que podemos aportar a los demás. Es una experiencia que está creciendo poco a poco», destacó la técnica de Bienestar Social, María Jesús García, durante su presentación. La idea del Banco de Tiempo se gestó hace dos años en el Consejo de Bienestar Social del Ayuntamiento donde comprobaron que las mujeres inmigrantes carecían de una red de apoyo a la hora de compaginar el cuidado de los hijos y el trabajo, lo que impedía su correcta integración en el municipio.

Por eso, uno de los objetivos del Banco será favorecer la incorporación social de los inmigrantes dentro de uno más general, como es mejorar la calidad de vida en el municipio «volviendo a algo que era característico de los pueblos como es la ayuda mutua, pero que se ha perdido con el estilo de vida moderno». .

Este servicio no prestará trabajos profesionales, sino ayuda puntual para cubrir determinadas necesidades que pudieran surgir en un momento determinado como puede ser un peinado, realizar las compras, pequeñas traducciones, costura y arreglos, transporte o el cuidado de la casa durante las vacaciones.

El Banco de Tiempo de Berriz estará abierto todos los jueves, de 17.30 a 19.30 horas. Las solicitudes de asistencia mutua deberán realizarse con previsión para poder disponer de ellas en el teléfono 619 623 885, que estará opetarivodurante ese tiempo.