Muere el popular txistulari bilbaíno Boni Fernández

El músico, que durante décadas dirigió la Banda y la Academia de Txistularis, falleció el sábado a los 85 años

SOLANGE VÁZQUEZBILBAO
Boni Fernández./
Boni Fernández.

En la memoria de Bilbao siempre habrá un lugar reservado para ese hombre menudo y tímido que durante décadas puso banda sonora a infinidad de actos celebrados en la ciudad y que las mañanas de los fines de semana tocaba pasacalles y alboradas desde el Ayuntamiento a San Antón, haciendo algún alto para tomarse un blanquito. Era Boni Fernández, el popular txistulari bilbaíno, que falleció el sábado a los 85 años en la capital vizcaína.

Sastre de profesión, el famoso músico del 'botxo' aprovechó una mili tediosa en Santander para aprender a tocar él solo a los 23 años. Hasta entonces no había tenido mucho tiempo, ya que desde su adolescencia trabajó a destajo para ayudar a su madre viuda. Por eso, cuando se vio con enormes cantidades de tiempo libre, corrió a comprarse un txistu de madera de boj en Vellido por 375 pesetas y el método de aprendizaje del padre capuchino Hilario Olazaran. La inversión y el esfuerzo le valieron la pena: muy pronto se convirtió en todo un maestro y en el perejil de todas las salsas de la ciudad, aunque sus amigos afirman que detrás de su intensa vida social -no había incondicional del Casco Viejo que no le conociera- se escondía un hombre muy hogareño.

Cientos de alumnos

Aunque no abandonó los patrones y la aguja, Boni se consagró al txistu. De hecho, durante décadas fue director de la Banda y de la Academia de Txistularis de Bilbao, donde enseñó a cientos de alumnos.

Su talento le llevó a traspasar las fronteras de su querido 'botxo' y fue conocido internacionalmente gracias a sus actuaciones con los grupos Etorki y Gaztedi y a las giras con el ballet Olaeta y la Coral Ondarreta.

Aunque dejó su cargo en la Banda y en la Academia hace ya 20 años, Boni, tal y como anunció entonces, nunca se jubiló del txistu, pero, sobre todo, no se retiró del corazón de los bilbaínos. Mañana, a las 19.00 horas, tendrá lugar su funeral en la iglesia de El Carmelo de Santutxu. s.vazquez@diario-elcorreo.com

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos