Eufemiano Fuentes deja herederos

Relacionan a los médicos Maynar y Losa en casos de dopaje

J. CARLOS CARABIASMADRID
El doctor Eufemiano Fuentes, durante una conferencia. / EFE/
El doctor Eufemiano Fuentes, durante una conferencia. / EFE

La herencia de Eufemiano Fuentes se ha expandido a viejos nombres. Nada nuevo en los sobreentendidos que funcionaban en los submundos del dopaje. En la semana en curso, dos médicos españoles han sido relacionados con la trampa. En Portugal han suspendido a Marcos Maynar durante diez años para ejercer su profesión. Y en España, al hilo de la ley Lissavetzky y del positivo de Moisés Dueñas en el Tour 2008, la Policía ha investigado a Jesús Losa, antiguo médico del Euskaltel y del Relax. El caso está cerrado por falta de pruebas.

En la salida de la última Vuelta en tierras holandesas, a los periodistas españoles les freían a preguntas por Eufemiano Fuentes, el elemento clave de la Operación Puerto. En el informe de la comisión de evaluación del COI respecto a la candidatura de Madrid para los Juegos 2016 apareció también la palabra: dudas sobre los mecanismos antidopaje. Los esfuerzos y la voluntad del secretario de Estado del Deporte, Jaime Lissavetzky, por erradicar esta lacra chocan cada cierto tiempo con una realidad tozuda. Las autoridades sigue detectando casos sospechosos.

Marcos Maynar Mariño es profesor de Fisiología del Deporte en la Universidad de Extremadura y, junto a su hermano Juan Ignacio, dirige un laboratorio en el mismo centro docente. Desde tiempo inmemorial su nombre circula en los mentideros deportivos, al estilo del italiano Michele Ferrari o el canario Eufemiano Fuentes. Consultores médicos que asesoran sin contratos, contabilidad o documentos oficiales. Todo de palabra y, a ser posible, cara a cara.

Maynar ya fue detenido una vez, el 16 de junio de 2004 por la Policía española en el marco de la Operación Gamma contra el tráfico de sustancias dopantes en los gimnasios. En su casa se incautaron esteroides y anabolizantes. El médico alegó que los utilizaba para sus investigaciones y no hubo cargos contra él.

La revista Interviú ha desvelado la investigación que realizó la policía española a Jesús Losa por una trama de dopaje a ciclistas y atletas y que fue incorporada al sumario del Juzgado número 6 de Valladolid. Según las pesquisas, Maribel Moreno -primer positivo en los Juegos Olímpicos de Pekín (EPO)- admitió que era su médico. Y también lo había hecho Moisés Dueñas, positivo por EPO en el Tour 2008, ante la gendarmería de Tarbes.

Dueñas confiesa haber pagado 6.000 euros anuales al doctor más primas por objetivo. La policía cita como supuestos clientes actuales del médico vallisoletano a Luis León Sánchez, Dani Moreno y Kolobnev, entre otros.

Fotos

Vídeos