La BBK entra en la operación de los pisos de Bolueta, que acumula ya 6 años de retraso

La promotora Sacyr Vallehermoso vende sus terrenos a una filial de la caja para construir los 420 pisos de libre mercado

TERESA ABAJOBILBAO
El terreno permanece ahora sin actividad aparente tras los arduos trabajos de descontaminación llevados a cabo. / BORJA AGUDO/
El terreno permanece ahora sin actividad aparente tras los arduos trabajos de descontaminación llevados a cabo. / BORJA AGUDO

Aunque sobre el terreno no se aprecian avances, en la operación inmobiliaria de Bolueta, que contempla la construcción de 1.100 viviendas, la mayor parte protegidas, se ha producido un cambio importante. La promotora Sacyr Vallehermoso ha decidido descolgarse y ha vendido sus terrenos a la sociedad Erletxe SA, participada al 100% por la BBK. El Gobierno vasco mantiene que el relevo no supondrá un nuevo parón en un proyecto reñido con el calendario. Según los primeros plazos que se barajaron, los pisos deberían entregarse en 2007 y a estas alturas sólo se han realizado las tareas de descontaminación del suelo. La previsión es iniciar las obras de urbanización dentro de un año para que los edificios empiecen a crecer a finales de 2011.

La operación de venta de los terrenos se ha cerrado en las últimas semanas, y todavía puede verse un cartel de Vallehermoso en la antigua zona industrial. La promotora, que en la actualidad construye un bloque de pisos diseñado por César Portela en Abandoibarra, iba a hacerse cargo de las 420 viviendas de libre mercado que contempla la promoción de Bolueta, el 38% del total. En un momento de crisis generalizada en el sector, ha optado por desprenderse de una parcela donde las obras no acaban de despegar más allá de los trabajos de limpieza.

La sociedad Erletxe SA, filial de Neinor, que a su vez pertenece a la BBK, ha tomado el testigo «como una apuesta de futuro por el desarrollo de la ciudad» un año después del desembarco de la caja en la Torre Iberdrola. La entidad tendrá una «presencia importante» en Bolueta porque, además de la promoción privada, se implicará en la financiación de los inmuebles de protección oficial, explican sus responsables. Un portavoz del Departamento de Vivienda subrayó ayer que su participación es garantía de «seguridad» y descartó que los movimientos empresariales impongan una nueva demora.

Aun así, ya son tantos los retrasos acumulados que es difícil seguirles la pista. Los últimos datos facilitados por el consejero de Vivienda, Obras Públicas y Transportes, Iñaki Arriola, revelan que tampoco será posible iniciar los trabajos este año, como apuntaban sus predecesores poco antes del cambio en Ajuria Enea. En una respuesta a la parlamentaria del PP Esther Martínez, detalla paso a paso el calendario previsto, aunque advierte de que está «condicionado por la tramitación administrativa que corresponde al Ayuntamiento de Bilbao».

Tres trámites pendientes

En el mejor de los casos, no será hasta noviembre de 2010, justo dentro de un año, cuando las máquinas entren en el solar para acometer las tareas de urbanización. La construcción de los inmuebles arrancaría en el tercer trimestre de 2011, por lo que no estarían terminadas antes de finales de 2013. Eso supone ya seis años de retraso desde las previsiones iniciales del anterior consejero de Vivienda, Javier Madrazo. Desde entonces se han barajado otras fechas de entrega, como 2008, 2009 y 2010, todas imposibles de cumplir.

Uno de los factores que ha complicado el proyecto es la descontaminación de solar, la mayor operación de estas características tras la rotura de la balsa de Aznalcóllar. Desde 2007 se han gestionado más de 148.000 metros cúbicos de residuos, con una inversión que supera los ocho millones de euros. Los trabajos han obligado a reforzar la chimenea que quedará como testigo de la actividad industrial, aunque ya se ha retirado el andamio que la protegía.

Todavía queda por delante un largo recorrido administrativo. El primer capítulo será la firma del convenio de concertación, que se espera cerrar el mes que viene, como paso previo al de reparcelación, que concretará los realojos. También será necesaria la aprobación definitiva del proyecto de urbanización, por lo que los trámites se prolongarán hasta el verano de 2010. Uno de los asuntos que están tratando las autoridades municipales y el Gobierno vasco es el aprovechamiento urbanístico que corresponde al Ayuntamiento. En el convenio suscrito en mayo de 2006 se estipulaba un 10%, pero la Ley del Suelo elevó posteriormente el porcentaje al 15%. t.abajo@diario-elcorreo.com

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos