La unidad canina de Bilbao patrulla Vitoria

Cuatro agentes con dos perros de la Policía Municipal vigilan este fin de semana zonas de botellón de la capital alavesa

AINHOA DE LAS HERASBILBAO
Agentes de la unidad canina realizan un cacheo en Bilbao. / JORDI ALEMANY/
Agentes de la unidad canina realizan un cacheo en Bilbao. / JORDI ALEMANY

'Falk' y 'Bogart', pastor alemán y belga 'Malinois', respectivamente, ambos de cuatro años, son perros policía y forman parte de la Unidad Canina de la Policía Municipal de Bilbao. Gracias a un convenio de colaboración e intercambio firmado con la Policía local de Vitoria, los dos canes, con cuatro agentes-guías, patrullarán durante las noches de los dos próximos fines de semana, los días 16, 17, 23 y 24 de octubre, las zonas problemáticas de botellón de la capital alavesa. Más adelante, aunque no se han fijado las fechas, serán los agentes vitorianos de la nueva unidad de intervención los que recorrerán las calles de Bilbao.

La pionera iniciativa trata de mostrar a los ciudadanos y policías vecinos las «habilidades» de estos perros adiestrados en materia de seguridad ciudadana, ante el interés por parte del Ayuntamiento vitoriano de crear en un futuro una unidad similar.

«Con un perro puedes controlar sin problemas un grupo de ocho personas; con sólo dos agentes sería complicado. El delincuente, al ver al animal, se queda paralizado», explica el jefe de la Unidad Canina de la Policía Municipal de Bilbao. Creado en 1989, el grupo, también conocido como Unidad Móvil de Apoyo (UMA), vivió un pasado glorioso, sobre todo en la detección de drogas. Los perros descubrieron importantes alijos, uno de ellos de hachís en una tabla de surf. En la actualidad, ha vuelto a ser reforzada y cuenta con 23 animales, todos pastores alemanes y belgas, y 56 agentes voluntarios, que sólo realizan funciones de seguridad ciudadana y han participado de forma esporádica en dos rescates en incendios, pero ya no intervienen en la investigación del tráfico de drogas. «Los perros nos sacan de apuros en cacheos, intervenciones... te apoyan en todo, son nuestros compañeros», resume el responsable de la unidad.

La presencia de los dos perros mañana, a partir de las diez de la noche, en Vitoria servirá en principio «de contacto, sólo para ver. Si surge alguna intervención, será a requerimiento», advierte.

«Equilibrados»

Los canes están acostumbrados a la calle. A diario patrullan Bilbao, especialmente las áreas más calientes, y han intervenido en los dispositivos antibotellón desplegados durante varios años en el Casco Viejo y Deusto. Los agentes bilbaínos se desplazarán con dos vehículos patrulla, marca 'Toyota', con jaulas para transportar a los animales.

Tanto 'Falk' como 'Bogart' suelen participar en exhibiciones, son «equilibrados» y muestran «un nivel muy alto en la calle». «'Bogart', como buen pastor belga, es algo más nervioso, de coraje, necesita un guía más controlador», le describe el mando de la Unidad Canina de Bilbao. El próximo fin de semana serán otros dos perros con sus guías los que se desplacen hasta Vitoria. Los responsables municipales quieren «pulsar el grado de aceptación que podría tener entre sus conciudadanos la incorporación de perros en materia de seguridad», así como «conocer las ventajas de la implantación de una unidad canina», explican en una nota de prensa. a.delasheras@diario-elcorreo.com