Armeria Eskola restaurará los murales que decoran su entrada principal

Estas pinturas al temple fueron realizadas hace cincuenta años y representan el proceso de creación del centro y las enseñanzas impartidas

A. R.| EIBAR
En uno de los murales se representan las enseñanzas que se impartían. / A. R./
En uno de los murales se representan las enseñanzas que se impartían. / A. R.

Armeria Eskola de Eibar iniciará próximamente los trabajos de restauración de los murales situados en la entrada principal del edificio. Se cumplen ahora cincuenta años desde que se realizaron estas pinturas, obra de una pareja de artistas navarros (Pedro Lozano de Sotés y Francis Bartolozzi), y el paso del tiempo hace necesario 'lavar la cara' a estas pinturas al temple. Los trabajos cuentan con un presupuesto superior de 30.000 euros y la Diputación de Guipúzcoa subvencionará esta actividad con 24.000 euros.

Los murales fueron pintados en el año 1960 por el matrimonio Lozano-Bartolozzi, que pasó varios meses en Eibar para llevar a cabo el trabajo. También realizaron algunos de los murales que decoran la sociedad Kerizpe, en Unzaga. La obra que realizaron en Armeria Eskola representa el proceso de surgimiento de la escuela -desde las primeras reuniones en las que se planteó la creación del centro- y simboliza también los diferentes tipos de enseñanza que se impartían en el centro, incluyendo las especialidades técnicas y la formación humana de los alumnos.

Las pinturas se encuentran distribuidas en las dos paredes del acceso principal y tienen un tamaño de 3,5 metros de alto por 7 metros de largo. El encargo realizado a Lozano y Bartolozzi se integró en el proyecto de ampliación de Armeria Eskola, que se llevó a cabo a finales de la década de los años 50 y en el que se construyó el nuevo edificio y el acceso principal. Hasta entonces la entrada al centro se realizaba desde los jardines de la escuela, junto al colegio La Salle.

Los autores de la obra (ambos ya fallecidos) fueron dos artistas muy reconocidos en el panorama artístico de Pamplona y Madrid, donde ambos estudiaron Bellas Artes. Tocaron diferentes disciplinas artísticas (murales, grabados, pinturas, ilustradores de la editorial de cuentos Calleja o escenografía). Entre sus obras más destacadas se encuentran los decorados del teatro Gayarre de Pamplona o la elaboración de un buen número de carteles para las fiestas de San Fermín.

Tres meses de trabajo

Las restauración de las pinturas se prolongará durante unos tres meses y los trabajos finalizarán hacia el mes de marzo de 2010. Consistirán en acondicionar y limpiar las pinturas que se han ido deteriorando por el paso del tiempo, las humedades, o pequeñas goteras.

Los trabajos se enmarcan también dentro del proyecto de remodelación y acondicionamiento que se está desarrollando en la actualidad en el centro. Estas obras, con un presupuesto de 1,5 millones de euros, tienen como objetivo la adaptación del edificio a las normativas de accesibilidad. Incluyen, entre otras labores, la construcción de varios ascensores y la reforma de la entrada principal, donde se va a realizar una rampa de acceso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos