Mikel Elgezabal pone a prueba su reconversión

IGOR BARCIA| BILBAO
Mikel Elgezabal, en Gernika. / MAIKA SALGUERO/
Mikel Elgezabal, en Gernika. / MAIKA SALGUERO

La vida deportiva de Mikel Elgezabal dio un vuelco en 2007. Hasta el año anterior, el de Gernika era un ciclista que trataba de abrirse paso en el pelotón profesional, tras haber sido uno de los ciclistas aficionados más destacados de Euskadi. Pero sus dos experiencias fueron efímeras, y ni en Paternina ni en el Atom tuvo la continuidad necesaria para lograr resultados. Así que tras perder su sitio en el pelotón, Elgezabal decidió encaminar sus pasos hacia el duatlón. Tras terminar la temporada en mayo, se centró en mejorar en natación, ya que su objetivo era competir en triatlón.

Esta ha sido su tercera campaña centrado en la disciplina, y sus resultados no han podido ser más satisfactorios. Hasta él mismo recalca su progresión: «Siempre me había gustado este tema, pero al estar centrado en el ciclismo no lo había tocado. Ahora que estoy metido de lleno en el triatlón, veo que voy mejorando y que con 29 años, todavía tengo margen».

Ahora, su gran reto está en Kona. Tras haber ganado este año la Copa de España de larga distancia, Elgezabal está listo para estrenarse en la que es la cita cumbre de las grandes distancias, el Ironman de Hawai. «Todo el mundo me pregunta por el Ironman, a ver qué tal me veo, a ver qué puedo hacer... Nunca lo he probado y está esa incertidumbre, pero yo lo he preparado a fondo desde el 20 de julio y me veo capacitado para poder hacer algo. Creo que si regulo sobre la bici, que es mi punto fuerte, luego puedo hacerlo bien a pie. Aunque también me plantero intentar destacar en algo. Aprovechar la bicicleta para estar con los mejores. Veremos a la hora de la competición que planteamiento escojo».

Dada la trascendencia que tiene el Ironman de Hawai, Elgezabal no va a ciegas, ya que ha pedido consejos a los expertos que ya conocen como es la prueba. «Todos me dicen que una de las claves es el calor y la humedad, que es lo que realmente hace duro y diferente a esta competición. Habrá que tener mucho cuidado con la hidratación, porque cualquier error puede ser decisivo de cara al desarrollo de la prueba», explicó el triatleta de Gernika.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos