Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

Un concierto memorable

Erotómano e intelectual, Leonard Cohen fascinó a 6.000 personas durante más de tres horas en el BEC
19.09.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El poeta mundano
El elegante poeta hebreo se destocaba para proteger su corazón y en señal de respeto a sus músicos y de agradecimiento al respetable. / MITXEL ATRIO
Transcurridas varias horas tras la inesperada cita con una septuagenaria estrella del rock a la que pocos aficionados esperaban ver en vivo pues se había retirado de los tablados, las emociones adquieren poso y el vaporoso encuentro sigue mereciendo justos ditirambos: sublime, impecable... Calificativos similares a los que Cohen prodigó en las ceremoniosas presentaciones de su banda de acompañamiento, seis músicos y tres coristas a los que regaló con definiciones como «el genio de las teclas, el impecable...».
Menos mal que la amante-representante se fugó con los millones de su no tan adorado representado. Si no, no hubiéramos sido testigos de su serena maestría, de su lírica recitada, de su atinada visión mundana, de su querencia irreprimible hacia las tablas del amor, de su estética estilizada y elegante que para sí querría un Julio Iglesias tocado con sombrero. Según la organización, unas 6.000 personas acudieron el jueves al BEC para ver a Cohen.
El acontecimiento tuvo tres capítulos: 75 minutos de la primera parte, 20 de descanso, y 100 generosos de fin de fiesta. En la primera parte hubo once piezas, con Cohen ejerciendo de su personaje, al principio moviéndose con el equilibrio precario del equilibrista al filo del abismo, y al final más hierático, por eso de dosificar. La segunda parte, con 15 cortes y una coda coral, la arrancó balbuceante, pero remontó al encadenar diversos éxitos y coronó su alegría con los bises de viene y va, con el mítico canadiense evacuando el escenario dando saltitos de duendecillo travieso, al modo del primer Woody Allen, otro judío, erotómano e intelectual.
Cohen abrió con la melancólica 'Dance Me to the End of Love', donde se sugerían aires mediterráneos parientes del itálico Battiato o del greco Moustaki. El sonido era estupendo, la escenografía sobria, arropadora e íntima, y a Cohen le herían las letras: se acuclillaba en la ejecución y se calaba el sombrero sobre el corazón. Los temas llegaban rearreglados y él se apropió del gospel ('Ain't No Cure For Love'), del country-blues, de la negritud ('Lover, Lover, Lover', que se prologó zíngara)... y del dramatismo.
La segunda parte empezó con vulnerables repasos a grandes hits tipo 'Suzanne' y 'Sisters Of Mercy'. El jefe despegó en la confesional 'Hallelujah' y la orgullosa 'I'm Your Man'. El resto fue una fiesta y durante los 42 minutos de bises no se sentó nadie: Cohen recitó 'If It Be Your Will', se reactivó en la feliz 'Closing Time' y se despidió diciendo: «Bueno, gracias, amigos por cantar conmigo. Gracias por esta velada memorable. Hemos pasado un rato maravilloso».
«Corte de digestión»
A Cohen ya le esperaban en Valencia, donde tenía programado ayer un nuevo concierto en el velódromo que tuvo que ser suspendido apenas iniciado. El cantautor canadiense se desplomó sobre el escenario tras sufrir un desvanecimiento cuando interpretaba el cuarto tema de la noche, 'Bird on a wire'.
Un portavoz de la organización comunicó a los espectadores que había sufrido una indisposición y que, después de un receso, esperaban que se recuperase y continuase con su actuación. Sin embargo, tras más de media hora de espera los organizadores anunciaron que el concierto se suspendía definitivamente, ya que el artista había sufrido «un corte de digestión». Aunque ya se encontraba «bien», no iba a volver.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS