Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Vizcaya

ABIERTO DESDE EL 9 DE JULIO

Universitarios extranjeros se hospedan en el Akelarre mientras buscan una vivienda

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El primer albergue privado de Bilbao cierra agosto con un 95% de ocupación
El Akelarre Hostel ha acogido a personas de varias nacionalidades. / MITXEL ATRIO
Ni en sus cálculos más optimistas Ainara Martínez y Natalia Juez pensaron que un albergue podía ser un negocio tan rentable. El 9 de julio, Bilbao Akelarre Hostel abrió sus puertas en Deusto con la vista puesta en atender parte de la demanda de alojamiento que generaba el BBK Live. Estaba previsto que, una vez concluido el evento, la carga de trabajo del local, abierto todo el año, se redujese. Nada más lejos de la realidad: el lleno se mantuvo en días sucesivos posteriores. Durante los meses de julio y agosto la media de clientes ha rondado el 95%. La Aste Nagusia volvió a desbordar sus previsiones. No sólo se han ocupado todas las camas, sino que la lista de espera ascendía a una veintena de personas, cifra significativa si se tiene en cuenta que la capacidad del local es de 42 personas.
Las propietarias del hostal siguen sorprendidas con el éxito de su apuesta. «Han acabado las fiestas y mantenemos el aforo completo», asegura Juez. Los jóvenes con ganas de marcha han cedido el testigo a los universitarios llegados de fuera, que se hospedan en el Akelarre mientras encuentran vivienda. «Durante el festival y la Aste Nagusia han dormido aquí muchos catalanes y también mallorquines. Por nacionalidades, destaca la presencia de australianos e italianos. Ahora es el turno de los estudiantes, extranjeros en su mayoría», sostienen las propietarias.
Precios populares
El precio del alojamiento que se abona por noche también ha contribuido a disparar la demanda. Las tarifas oscilan entre 17 y 21 euros por persona, desayuno incluido. Las habitaciones son compartidas. Es el espíritu de los albergues, aunque, por el momento, no acuden muchos peregrinos. «Hay que hacer reserva y eso dificulta que podamos contar con ellos». No obstante, quienes se detienen aquí de camino a Santiago pagan dos euros menos que el resto de clientes.
El Akelarre ofrece conexión a Internet y una sala con televisión, que sirve de punto de encuentro. A las once y media de la noche todas las luces se apagan para que los inquilinos puedan descansar. A veces hay quejas de usuarios que quieren quedarse más tiempo en la sala. «Dan un poco de guerra hasta que entran en razón. La gente que acude a un albergue suele ser solidaria», señala Juez.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
Vocento
SarenetRSS