La hoja de reclamaciones llega al rock

Cosumidores en Acción (Facua) denuncia a ocho festivales de música españoles por incluir «cláusulas abusivas»

I. IBÁÑEZ| BILBAO
Un asistente al Kobetasonik 2008 disfruta de una cerveza./ BORJA AGUDO/
Un asistente al Kobetasonik 2008 disfruta de una cerveza./ BORJA AGUDO

La prohibición de introducir comida y bebida en los festivales de música es un tema que da mucho de sí en las conversaciones entre los habituales de estas citas, especialmente cuando la que debes comprar dentro es demasiado cara para la calidad y la cantidad que ofrecen. La mayoría de ellos prohíben venirse de casa con el bocata, y aunque la opinión de los usuarios parece clara, la cosa reside en dilucidar si esta cláusula, que suele estar escrita en la propia entrada, se encuentra dentro de la legalidad.

La asociación Consumidores en Acción (Facua) considera que no, y por ello ha presentado denuncias contra ocho festivales de música españoles acusándoles de introducir «cláusulas abusivas», entre las que se encuentran la prohibición de meter comida y bebida, pero también otras sobre la negativa a devolver el dinero por cancelaciones de grupos o por la meteorología.

Facua ha presentado denuncias en «los organismos de Consumo de las comunidades autónomas» de los festivales hacia los que ha dirigido sus acusaciones. Entre ellos hay tres vascos, el Bilbao BBK Live y el Kobetasonik vizcaínos y el alavés Azkena Rock. En concreto, Facua señala a éstos -y también al Viña Rock de Albacete y a Sunfec de Cambrils- por el asunto de la comida.

Poco claro

Consumidores en Acción recoge en su escrito el texto que los tres encuentros vascos dedican a este aspecto: 'En el recinto del festival no se puede introducir ni comida ni bebida' y 'en diferentes localizaciones del recinto encontrarás barras en las que podrás adquirir agua mineral, cerveza, bebidas energéticas, bocadillos, sandwiches...'. A Facua le parece también «curioso que en el apartado 'otros consejos' recomiendan: 'Bebe mucha agua para evitar deshidratarte. Hará calor...'».

En su argumentación, Facua se refiere al artículo 50 de la Ley 6/2003, de 22 de diciembre, del Estatuto de las Personas Consumidoras y Usuarias en la Comunidad Autónoma de Euskadi, y también a la Ley 4/1995, de 10 de noviembre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas del País Vasco. Pero ninguno de los dos textos citados arroja mucha luz. Alfonso Santiago, de Last Tour International, la promotora de los tres eventos, señalaba ayer a este periódico que la denuncia «está en manos de abogados, que mirarán la ley al pie de la letra», y que «casi» pueden asegurar que Facua está errada. Considera que, si tuviera razón, «habría que revisar lo que se está haciendo en miles de establecimientos de toda España, no sólo en festivales», citando a los cines.

Pero la Junta de Andalucía multa a los cines que no dejan meter comida, porque especifica que si los propietarios de las salas permiten comer y beber en su interior no pueden negar el acceso a quien quiera pasar su comida.

El Primavera Sound, el FIB y el Estrella Levante han sido denunciados, entre otras cosas, por «cláusulas abusivas ante cancelaciones o cambios del cartel». Por ejemplo. con meteorología adversa no devuelven el dinero ni si se suspende el festival pasada la mitad del mismo. i.ibanez@diario-elcorreo.com