El Circuito de Getxo reúne hoy a 112 corredores sobre un terreno para velocistas

I. M.| BILBAO

El Circuito de Getxo cumple hoy su 64 edición con el mismo recorrido y meta que en temporadas anteriores. Una vez más, el pelotón ciclista dará 11 vueltas a un circuito urbano de 16,85 kilómetros, hasta completar 183,35 por las carreteras de Getxo, Leioa y Berango. El final, en la larga y amplia recta de Arriluze en Neguri, es espectacular. Allí, los esprinters impondrán su velocidad y colocación, pero antes habrán tenido que callejear por un trazado que no presenta muchos desniveles.

La única cuesta del circuito es la subida a Txomintxu, en Getxo, donde estará colocada la pancarta del premio de la montaña. Este año la crisis económica se ha llevado las metas volantes y los esprints especiales.

Las trece escuadras contratadas por la Sociedad Ciclista Punta Galea, que un año más cuenta con el patrocinio de EL CORREO, son Caisse d'Epargne, Euskaltel-Euskadi, Fuji-Servetto (UCI ProTour); Xacobeo-Galicia, Andalucía-Caja Sur, PSK Whirlpool, Contentpolis-Ampo, Andorra-Grandvalira (Pro); Orbea, Burgos Monumental, Boyacá es para Vivirla, Colombia es Pasión y Meitan-Hompo (Continental).

La lista de participantes es equilibrada. Los directores han apostado por traer rodadores con punta de velocidad para luchar en una llegada al esprint. La estrella de los velocistas es el alavés Koldo Fernández de Larrea, el rematador del Euskaltel, que vuelve tras un Tour accidentado. La oposición la encontrará en Jaume Rovira, ganador en Ordizia, y Carlos Torrent, del Andorra-Grandvalira; Mikel Gaztañaga (Contentpolis), vencedor en 2006; el alemán Patrik Sinkewitz, que llega con los checos del PSK; el fortísimo bloque del Fuji-Servetto con Del Nero, Cobo, Gómez, el australiano Hilton Clarke y los vascos Camaño, Durán e Intxausti; David Belda, del Boyacá, ganador del Memorial Valenciaga, y el francés Sicard, que el año próximo vestirá el maillot de Euskaltel, y Castroviejo, del Orbea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos