Más de dos centenares de vecinos presentan alegaciones al nuevo Plan General

EVA MOLANO| BERANGO
El parque que acoge la campa. / PEDRO URRESTI/
El parque que acoge la campa. / PEDRO URRESTI

Berango cerró el pasado lunes el plazo para realizar alegaciones al Plan General (PGOU), cuyo plazo se amplió en 20 días tras una petición ciudadana. Las dos organizaciones que se han movilizado contra el documento han tramitado o impulsado más de 250 alegaciones. Contra el proyecto de Lantzarte se han mostrado una treintena de pisos repartidos en cuatro comunidades, que han contratado a un abogado.

La asociación de vecinos de Lantzarte colgó en su página web dos modelos distintos de alegaciones elaboradas por un letrado, para que quien lo deseara pudiera descargárselas de la web, por lo que «no podemos calcular las alegaciones individuales contra la campa». Por otro lado, la Plataforma Berango Eraikitzen presentó el viernes otra alegación, esta vez a la totalidad del plan, en el nombre de 237 vecinos de la localidad. Otros vecinos han realizado recursos aparte. Los vecinos de Lantzarte solicitaron que, hasta que haya un consenso, se respete el uso «libre y deportivo» de la campa.

Los terrenos se cedieron al Ayuntamiento a modo «de dotación pública para las 221 viviendas del barrio de Lantzarte y desde hace al menos 25 años, y estaba previsto que acogieran el Polideportivo Municipal», alegaron.

Más de 2.000 pisos

La plataforma Berango Eraikitzen criticó que el plan permitirá construir «2.321 viviendas -1.184 de protección y 460 tasadas- a pesar de que actualmente hay más de 500 vacías, pone en riesgo zonas de alto valor agrológico como Otxabene y Mastigane, y crea guetos de VPO alejados del centro». Por ello, denunciaron, «las 84 tasadas previstas para Lantzarte no tienen sentido».

Fotos

Vídeos