«Daremos voz a quienes defiendan sus ideas sólo con la palabra»

Intentará reflejar en la radio pública la pluralidad de la sociedad vasca y que toda la programación transmita «los valores democráticos»

JON FERNÁNDEZ| BILBAO
Arruti supervisa la programación en un estudio de la emisora en Bilbao, el pasado miércoles por la mañana. / FOTOS: LUIS ÁNGEL GÓMEZ/
Arruti supervisa la programación en un estudio de la emisora en Bilbao, el pasado miércoles por la mañana. / FOTOS: LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Al nuevo director de Radio Euskadi, Joseba Arruti (Gernika-Lumo, 1969), aún se le hace raro eso de tener despacho y ser interrogado por un periodista. Después de diez años entrevistando a políticos, le toca acostumbrarse a estar al otro lado de la grabadora. Dice que pisar moqueta no le cambiará, que siempre le ha gustado estar en contacto con la redacción y ahora que manda seguirá haciéndolo. Tiene muy claras las premisas que guiarán a la emisora pública: «la pluralidad, la defensa de los valores democráticos y la calidad». Mantendrá el contacto con su blog, aunque el cargo quizás le obligue a morderse la lengua.

-¿Cómo ha sido recibido por los empleados que un comentarista pase a dirigir la radio?

-Muy bien. Yo llevaba colaborando con Radio Euskadi desde hace seis años y conozco a mucha gente de la casa. Eso me ha ayudado a integrarme con mayor facilidad. He cambiado el chip porque, al ser un medio de comunicación público, te debes a todos los ciudadanos y, por lo tanto, intento dejar en la puerta de entrada mis opiniones sobre todo lo que no sea estrictamente profesional.

-Conoce muy bien la casa. ¿Qué ha cambiado desde que entró en ella?

-Yo creo que Radio Euskadi ha crecido mucho en los últimos años y lo ha hecho a veces a trompicones, pero en general está en muy buena posición: los datos económicos y de audiencias son muy positivos. Debemos disputar la primacía a la Cadena Ser; ése es el reto y a eso nos vamos a dedicar, aunque soy consciente de que estamos en un momento de apretarse el cinturón por la crisis. Posiblemente no vamos a poder desarrollar todos los proyectos que hubiéramos deseado.

-¿Qué va a cambiar?

-Tenemos que ser fieles a una serie de principios que son muy básicos y que en Euskadi a veces no son respetados suficientemente, como defender a ultranza la pluralidad, el rechazo al terrorismo y algo que en la radio es fundamental: hacerlo con la palabra. Daremos voz a los que defiendan sus ideas sólo a través de la palabra. Quienes se apartan de esa forma de actuación son incompatibles con el espíritu de una radio pública, democrática y abierta.

-¿Han decidido cómo transmitir esos valores?

-No se trata de hacer grandes proclamas puntuales que se pierdan en la nada, sino de que se dejen sentir en toda la programación. Las víctimas del terrorismo deben recibir siempre nuestro calor y apoyo, pero también tenemos que dar cabida a las señas de identidad de Euskadi y el mundo euskaldun, aunque emitamos en castellano. Seremos consecuentes con la realidad social. Es algo que se hace aquí y en cualquier país democrático; tampoco vamos a inventar nada extraño.

-¿Se entrevistará a portavoces de la ilegalizada Batasuna?

-En estos momentos hay partes de la izquierda abertzale que son legales y, por lo tanto, van a tener cabida con absoluta normalidad. Quienes están en una situación de ilegalidad es porque defienden actuaciones incompatibles con el estricto uso de la palabra como instrumento para desarrollarnos en una sociedad democrática. Habrá que sopesar en cada momento si desde el punto de vista informativo tiene justificación que ciertas personas intervengan en nombre de una sensibilidad, no como portavoces de una formación ilegal.

-Sean cuales sean las decisiones, seguramente traerán cola.

-Me llama mucho la atención el debate que existe con ese tema. No veo que se haga hincapié en que todo el equipo directivo de EITB tenga que venir a trabajar con escolta, siendo periodistas que siempre hemos defendido valores democráticos con la palabra. Y no somos los únicos. Alguien debería hacer una reflexión profunda sobre esta cuestión.

-Supongo que habrá cambios en la programación.

-La programación de verano es una prolongación de la anterior y ahí no va a haber grandes modificaciones. Para la temporada que viene habrá algunos cambios, sobre todo en la franja matinal. 'Boulevard' va a tener una parte informativa que cambia de conductor -Dani Álvarez sustituye a Xabier Lapitz-. A mí lo que me preocupa es que se escuchen voces muy plurales, que gente con diferentes sensibilidades se sienta cómoda y que Radio Euskadi sea la casa de todos.

-¿Antes de su llegada no se tenían en cuenta esos valores?

-Esa es otra cuestión a la que también se le está dando demasiadas vueltas. Parece que si nosotros decimos que hay que ahondar en los valores democráticos, significa automáticamente que antes no se hacía. Yo ni he afirmado ni afirmaré nunca semejante cosa. EITB estaba absolutamente comprometido con los derechos humanos y, de hecho, fue objeto de un atentado salvaje de ETA. Eso refleja en qué posición se encontraba a ojos de los terroristas.

Nivel intelectual

-Se ha referido al cambio al frente de 'Boulevard'. Hace poco, el PNV ha preguntado en el Parlamento vasco si se va a destituir a más «profesionales de referencia».

-Respecto a Lapitz, yo quiero hacer un reconocimiento expreso de su categoría profesional, pero en todas las empresas las etapas empiezan y acaban. Él sustituyó a otra persona y esa transición se hizo con normalidad. Ahora llega un nuevo equipo que pretende dar un aire diferente a la mañana y cree que el conductor del programa estrella de una radio pública no debe ser objeto de debate político. Nosotros hemos hecho una apuesta por una persona de la casa -Dani Álvarez-, que es respetada por todas las sensibilidades políticas y ha demostrado ser un periodista brillante. Lapitz tuvo la posibilidad de despedirse de sus oyentes con absoluta libertad y tiene una oferta para seguir vinculado a EITB.

-Lapitz ha dicho que tienen «diferentes formas de sentir» Radio Euskadi.

-No quiero polemizar con él, porque le tengo mucho respeto personal y profesional, pero no ha hablado conmigo para saber cómo siento Radio Euskadi. Me parecen unas declaraciones precipitadas. Creo que en los principios estamos absolutamente de acuerdo.

-Está previsto un relevo en los tertulianos. ¿Qué perfil buscan?

-De todo tipo. Posiblemente, en 'Boulevard' va a haber numerosas incorporaciones porque, al estar dirigido por una nueva persona, se va a refrescar el programa. Hasta ahora las tertulias han sido de mucho nivel intelectual y político. Se va a mantener a sus protagonistas e incorporar a nuevos tertulianos. Serán personas muy reconocibles por la audiencia, que reflejen las sensibilidades políticas del país.

-¿Seguirán subcontratando gente?

-Nuestra idea es apostar siempre por gente de la casa y dar estabilidad a la plantilla, algo que dependerá de la disponibilidad económica.

-Estamos en una crisis galopante. ¿Se va a reducir plantilla?

-No. Nuestra premisa es cuidar a los trabajadores y que ellos se sientan cuidados. La situación contractual de la plantilla es diversa y habrá veces que, atendiendo a criterios profesionales, los contratos no serán renovados. Pero eso pasa en todas las empresas del mundo.

-Cambiando de tercio. Muchos se preguntan por qué el lehendakari Patxi López no ha sido entrevistado aún en la radio pública...

-Ha coincidido con una época de mucho trajín político y en EITB... El lehendakari está siempre invitado y yo no tengo ninguna duda de que en las próximas semanas habrá una entrevista con él.

-¿Por qué existe una emisora específica en Álava -Radio Vitoria- y no en el resto de territorios?

-A nosotros que haya una radio específica alavesa nos enriquece como empresa. En Euskadi tenemos una pluralidad territorial que es evidente en el caso de Álava. La convivencia con Radio Vitoria es armoniosa y vamos a ahondar en esa colaboración, porque vamos a dar una importancia enorme en la programación a la información local.

-¿No es un agravio comparativo que los alaveses disfruten de horas de información local y el resto de apenas unos minutos?

-Ésa es una herencia histórica y, por lo tanto, no vamos a poner en duda ese modelo. Intentaremos dar más información local a los ciudadanos guipuzcoanos, vizcaínos y navarros para que sientan la radio como suya. En cualquier caso, debemos tener un concepto más global de lo que es Euskadi y destacar lo que nos une.

-Hace poco se desencadenó un conflicto con el Gobierno navarro por un repetidor. ¿Hay problemas de convivencia con el Ejecutivo foral?

-La convivencia tiene que mejorar. La presencia de Radio Euskadi en Navarra debe estar absolutamente normalizada. Y eso se logra desde la colaboración con las autoridades, el respeto a su realidad sociopolítica y a Navarra como comunidad foral. Esa es la decisión de sus ciudadanos. Profundizaremos en la vía del convenio suscrito entre el lehendakari y el presidente Miguel Sanz para que se vean ETB-1 y ETB-2.

-Se ha modificado el mapa del tiempo en ETB para respetar los marcos legales, pero en Radio Euskadi sigue hablándose sólo de las capitales de Euskal Herria.

-Vamos a intentar normalizar lo que es normal en la calle. Que a la gente le preocupe qué tiempo hace en ciudades vecinas es algo totalmente normal y tiene que tener un reflejo normalizado en la radio pública. Nosotros seguiremos dando información del tiempo de todas las capitales desde el espíritu de respeto a la realidad de cada cual. Tenemos unos lazos culturales con el País Vasco francés y Navarra, y hay fórmulas muy respetuosas para aunar sensibilidades y no enfrentarlas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos